:. . SUPERSPACE RECORDS - TRANSGRESIONES SÓNICAS, MINIMALISMO Y VISIONES

lunes, 25 de octubre de 2004

Reseña: TOMORROWLAND - Anemone (Red Antenna, 2003)



Bueno, ésta reseña iba a salir en un fanzine local pero nunca vio la luz... así que ahora lo publico por aquí...
-------------------
TOMORROWLAND – Anemone (2003)
 

Ahhh... Aún puedo recordar algunos de los momentos de sublime luz que en 1997 me brindó éste grupo americano quienes por aquél entonces editaban su primer álbum, "Stereoscopic Soundwaves", dentro de la serie Bliss Out del curioso sello Darla Records. Eran los inicios de la corriente bautizada como space-rock y uno no podía menos que adscribirse, emocionado, a ella. 

Pues bien, hace algunos meses un amigo me dijo que el grupo en cuestión, Tomorrowland, habían editado disco el 2003. Debo decir que cuando le pedí que me lo pasara no imaginaba que iba a escuchar el mejor disco, en mi opinión, del año.

Éste CD, titulado "Anemone", consta de 7 innovadores tracks que hacen en su conjunto un álbum imperecedero. La obra se abre con la pieza que da título al disco: un hermoso tema que te invita a divertirte con ellos en un mundo de naturalezas perfectas y pop extraterrenal; la base rítmica enmarca, perfectamente, las alegres ondulaciones de los sintes y guitarras.


En el segundo track, "Stormy", destaca la contagiosa batería de Eric Morrison (ex Füxa!!!). Los ambientes logrados son, como será la constante en el álbum, harto novedosos. No hay duda de que lo que ésta gente hace es vanguardia en estado puro.

"Chromosome", la tercera pieza, denota una extrema minuciosidad en la elaboración de las atmósferas, las mismos que parecen ser obras de inteligencias portentosas. "Meiosis" es un mundo acuático-celestial en donde las máquinas empleadas se transforman en gorriones cantando calmada y relajadamente el amanecer en una ciudad del año 70 mil. Sí, todo en éste disco suena a tiempos que aún no han llegado. A lejanos futuros.

"Catalyst" despliega, otra vez, nuevas formas y, además, posee una intro en la que el baterista nos deja sentir su intrincado cerebro. Notamos también que hay un concepto sonoro estilizado detrás de éste álbum. El sexto tema, "Mineral", es una pieza decididamente abstrusa. Uno no puede creer lo que hacen los Tomorrowland en tu presencia. ¿Tienen, acaso, la fuente de la sabiduría o algo así? Rayos, esto es inaudito. El final llega con "Unfadeable" y su percusión bien scally –me recuerda a algún track del "Some Friendly" de los Charlatans UK- la cual adorna la ruidosa y dura escultura guitarrorista que se introduce a la mitad del track desvaneciéndose luego en los brazos de estos ritmos stoneantes.

Si bien los logros de éste "Anemone" tienen lejanos antecedentes en los discos anteriores como el "Microbe" (2001), es fácil percibir que Tomorrowland, ahora, controla y moldea a su gusto éste novedoso discurso. Si deseas sentirte angelical y perdidamente feliz por casi 40 minutos, consíguetelo.

Wilder Gonzales Agreda.

DISQUS

WE ARE ALL ONE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...