:. . SUPERSPACE RECORDS - TRANSGRESIONES SÓNICAS, MINIMALISMO Y VISIONES

jueves, 28 de octubre de 2004

Nuevo compi: Mixtape!

Acaba de publicarse en Lima, un nuevo compilado de bandas y proyectos independientes. El sello que lo ha publicado se llama Internerds. Este sampler consta de 3 CDs y se llama Mixtape!.

El primer CD está un poquito más orientado al indie más extraño. Destacan Rayobac -ruido glitch + guitarras-, Retrasados de Hojalata -aunque pudieron aplicar fade out al final; el vocalista logra cuajar un clímax esquizofrénicamente divertido-, Lunik -un tema bien Jesus & Mary Chain + F.S.A.- y Mundo Berbil -pseudo-techno hecho con casiotones!!!-.

El segundo CD reúne actos de psicodelia peruanos. Sobresalen Norvasc -melancolía diáfana-, Crossota -arpegios encantadores y tímidos sonidos electrónicos-, Leche Plus -excelente track, una oda al space-rock, aunque este tema había ya aparecido en mi compilado: "Las estrellas están tan lejos"- y Qóndor -se nota las influencias del krautrock alemán en esta banda-. Me dispenso de comentar a The Electric Butterflies por ser mi propio proyecto.

El último de los tres CDs se decanta por las diferentes facetas de la electrónica experimental. Son recomendables Corazones en el Espacio -este track destila belleza andina-, Christian Galarreta -procesa el charango loopeándolo infinitamente y mezclándolo con ruido laptopista-, Paruro -delicada pintura ruidista: "the delta sounds"-, Quilluya -los arequipeños agregan a su excelente electrónica, cantos shamánicos en lengua oriunda. Excelente!!!- y Fiorella 16. Nuevamente me excuso de mencionar a mi proyecto El Conejo de Gaia que pone un tema en este tercer disco.

Mixtape! es, qué duda cabe, un buen compilado. Y aunque faltaron algunas otras bandas, se ha logrado documentar un momento reciente en la historia del rock independiente del Perú.

Ah! este sampler puedes bajártelo, completamente gratis, de la web del sello: http://www.internerds.org

lunes, 25 de octubre de 2004

Reseña: TOMORROWLAND - Anemone (Red Antenna, 2003)



Bueno, ésta reseña iba a salir en un fanzine local pero nunca vio la luz... así que ahora lo publico por aquí...
-------------------
TOMORROWLAND – Anemone (2003)
 

Ahhh... Aún puedo recordar algunos de los momentos de sublime luz que en 1997 me brindó éste grupo americano quienes por aquél entonces editaban su primer álbum, "Stereoscopic Soundwaves", dentro de la serie Bliss Out del curioso sello Darla Records. Eran los inicios de la corriente bautizada como space-rock y uno no podía menos que adscribirse, emocionado, a ella. 

Pues bien, hace algunos meses un amigo me dijo que el grupo en cuestión, Tomorrowland, habían editado disco el 2003. Debo decir que cuando le pedí que me lo pasara no imaginaba que iba a escuchar el mejor disco, en mi opinión, del año.

Éste CD, titulado "Anemone", consta de 7 innovadores tracks que hacen en su conjunto un álbum imperecedero. La obra se abre con la pieza que da título al disco: un hermoso tema que te invita a divertirte con ellos en un mundo de naturalezas perfectas y pop extraterrenal; la base rítmica enmarca, perfectamente, las alegres ondulaciones de los sintes y guitarras.


En el segundo track, "Stormy", destaca la contagiosa batería de Eric Morrison (ex Füxa!!!). Los ambientes logrados son, como será la constante en el álbum, harto novedosos. No hay duda de que lo que ésta gente hace es vanguardia en estado puro.

"Chromosome", la tercera pieza, denota una extrema minuciosidad en la elaboración de las atmósferas, las mismos que parecen ser obras de inteligencias portentosas. "Meiosis" es un mundo acuático-celestial en donde las máquinas empleadas se transforman en gorriones cantando calmada y relajadamente el amanecer en una ciudad del año 70 mil. Sí, todo en éste disco suena a tiempos que aún no han llegado. A lejanos futuros.

"Catalyst" despliega, otra vez, nuevas formas y, además, posee una intro en la que el baterista nos deja sentir su intrincado cerebro. Notamos también que hay un concepto sonoro estilizado detrás de éste álbum. El sexto tema, "Mineral", es una pieza decididamente abstrusa. Uno no puede creer lo que hacen los Tomorrowland en tu presencia. ¿Tienen, acaso, la fuente de la sabiduría o algo así? Rayos, esto es inaudito. El final llega con "Unfadeable" y su percusión bien scally –me recuerda a algún track del "Some Friendly" de los Charlatans UK- la cual adorna la ruidosa y dura escultura guitarrorista que se introduce a la mitad del track desvaneciéndose luego en los brazos de estos ritmos stoneantes.

Si bien los logros de éste "Anemone" tienen lejanos antecedentes en los discos anteriores como el "Microbe" (2001), es fácil percibir que Tomorrowland, ahora, controla y moldea a su gusto éste novedoso discurso. Si deseas sentirte angelical y perdidamente feliz por casi 40 minutos, consíguetelo.

Wilder Gonzales Agreda.

viernes, 15 de octubre de 2004

Un almuerzo escolar

Ayer estuve volviendo escuchar un disco que hace mucho, realmente mucho tiempo no escuchaba. Se trata del "Real Life" de los new wavers Simple Minds. Recuerdo cómo me gustaba ese disco cuando cursaba el 4º año de secundaria, ¡Dios cómo me gustaba!. Me lo había comprado en casete original chileno en La Colmena –en el centro de Lima- a un precio algo elevado para ser una cinta. En aquellos años no había internet ni nada parecido y lo escuchaba a diario. Por esa época, año 1991, en la radio sonaban algunos temas del disco. Me enganché por completo a las canciones, melodías y breves pasajes atmosféricos que brotaban del mágico casete azul. Sin duda, la canción que más pegó en mí, y aún hoy la recuerdo, fue "See the Lights", toda una gema con efectos bien estéticos y adictivos para un adolescente de 14 años. "Stand by Love" sonaba en la radio también. Claro, por aquella época Doble 9 ponía buena música, antes de la triste invasión del horrible grunge yanqui.

Había tardes en que llegaba del colegio, esperaba mi comida, subía a mi cuarto con la misma y almorzaba escuchando a mi lado este álbum de los Simple Minds. De hecho me hacía sentir súper bien. Aquello sí era, "Vida Real".


"Let the children speak"
-->


lunes, 4 de octubre de 2004

Sonic sounds for subterraneans

Hace ya varias semanas llegó a mis manos el compilado de grupos antiguos realizado por Sonic Boom, “Space Lines”. Este disco contiene algunos momentos perdidos de la historia del rock and roll, grupos como The Staples Singers con una fantástica utilización del trémolo en “This may be the last time”, Rolf Harris en su cuasi lisérgica “Sun arise”, la versión acústica de “Transparent radiation” por Red Crayola, Juicy Lucy y su “Just one time” –canción que luego Spacemen 3 transformaría en “Mary Anne”-, la hermosísima “Please stay” de The Cryin’ Shames, no podían faltar tampoco The Zodiacs ni Sun Ra con “Stay” y “Angels + devils”, respectivamente. 

Todas estas gemas han de haber sido, seguramente, parte de la vida de muchos jóvenes por aquellos lejanos años 50’s, 60’s. Hoy gracias a esta recopilación podemos disfrutar, los jóvenes de ahora, las perfectas melodías que muchas de estas viejas canciones transportan, las mismas que te hacen sentir como si vivieras la época en que se quiso instaurar en Occidente una nueva sociedad llena de paz, amor y libertad. Como diría Daniel Johnston: “True love will find you”. In the end, Sonic?

DISQUS

WE ARE ALL ONE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...