:. . SUPERSPACE RECORDS - TRANSGRESIONES SÓNICAS, MINIMALISMO Y VISIONES

domingo, 3 de mayo de 2009

...

... El Cristianismo fue, desde su origen, esencial y radicalmente, saciedad y disgusto de la vida, que no hacen más que disimularse y solazarse bajo la máscara de la fe en "otra" vida, en el miedo a la belleza y a la voluptuosidad, un más allá futuro inventado para denigrar mejor el presente, un deseo de aniquilación, de muerte, de reposo, en el fondo, hasta el "sábado" de los "sábados": todo esto, así como la pretensión absoluta del Cristianismo a no tener en cuenta más que valores morales, me pareció siempre la forma más peligrosa, más inquietante, de una "voluntad de aniquilamiento"; por lo menos, un signo de laxitud morbosa, de profundo abatimiento, de la moral (en particular, de la moral cristiana, es decir, absoluta) "debemos" siempre e ineludiblemente condenar la vida, porque la vida es algo esencialmente inmoral; "debemos", en fin, ahogar la vida bajo el peso del menosprecio y de la eterna negación, como indigna de ser deseada y falta en sí de valor alguno. La moral misma, ¿no sería una "voluntad de negación de la vida", un secreto instinto de aniquilamiento, un principio de ruina, de decadencia, de denigramiento, un comienzo de un fin y, por consiguiente, el peligro de los peligros?... En este libro mi espíritu se reconoce como defensor de la vida "contra" la moral, y crea una concepción puramente artística, "anticristiana". ¿Cómo llamarla? Como filólogo y obrero del arte de la expresión, la bautizaría yo, no sin alguna libertad -¿quién podría decir el verdadero nombre del Anticristo?- con el nombre de un dios: la llamaría "dionisiaca"."


FRIEDRICH NIETZSCHE
de "El Origen de la Tragedia"

DISQUS

WE ARE ALL ONE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...