:. . SUPERSPACE RECORDS - TRANSGRESIONES SÓNICAS, MINIMALISMO Y VISIONES

lunes, 13 de julio de 2015

"Refulgo" (2014) de BARDO POND : : Ruido Psicodélico y Blues Lacerado

*Bardo Pond: nombre extraído del libro Tibetano de los Muertos. 
En referencia a los estados intermedios en el tránsito de la vida a la muerte. 
                                                   Literalmente el estanque del bardo/poeta.

Se trata de una compilación de temas antiguos de la banda de Philadelphia (Pennsylvania) que ve la luz  bajo al amparo del sello Three Lobed Recordings en una edición limitada a 1060 copias de vinilo. 

Comprende aquellas rarezas difíciles de encontrar: temas grabados entre 1994 y 1996, escondidos u opacados por las posteriores  producciones de esta prolífica banda yanqui. El sonido de las guitarras y el bajo es pesado y bluesero, a diferencia del giro espacial que tomaría la banda en sus álbumes posteriores como "Set and Settings" (1999) y "Lapsed" (1997). En "Refulgo" encontramos un heavy blues–psych rock que grafica una masa de sonido pesado dulcificado por las vocalizaciones de Isobelle Sollenberger, además de sus intervenciones con la flauta traversa y una percusión feroz  que acompaña el viaje shamánico con ritmos propios del rock.
 

Los hermanos Gibbons en las guitarras creando esas densas atmósferas de espeso sonido son la característica fundamental de esta compilación. Se trata de un sonido salvaje pero en estado embrionario, tomando en cuenta lo que vendría después en la producción de BARDO POND.

Estas canciones recopiladas en REFULGO (palabra en latín que significa resplandor brillante o reflejo de luz) pertenecen a la primera época de la banda alrededor de 1995 cuando vio la luz "Bufo Alvarius", su álbum debut cuya voluntad es más espacial  y flotante. 


Como influencias de este Refulgo nos viene a la mente: Acid Mothers Temple, Sonic Youth, Dinosaur Jr., Amon Düül, por la cualidad estridente de la guitarra y la voluntad de domesticación del ruido. Canciones de más de 5 minutos salvo dos excepciones. El disco termina adoptando características de la no wave y  adquiriendo ribetes de blues lacerado, trocado, desnaturalizado. Por momentos creando una distensión grogui o alelada, el muro de sonido guitarrero propicia una determinada densidad sónica de acorde con los parámetros del heavy - stoner rock y el psych rock.  Pasando a ser ya algo distinto al blues del cual parte inicialmente.

Sin perder la esencia americana de esta música, el blues desaliñado y mutado en psych rock de REFULGO adquiere distintos matices de deconstrucción sobre todo por la volatilidad fragmentaria en los efectos de las 2 guitarras. El ejemplo claro es el tema inicial “Die easy”.


El feedback produce una capa mordiente de sonido que se asolapa  con el riff base.   


En Refulgo vemos la construcción del génesis de Bardo Pond, vemos que se muestra el punto de partida desde donde la banda comienza a encontrar su sonido.



REFULGO: Tema por tema

“Die easy”, conforma una pieza viva, ardiente que desfogando el  espíritu negro del blues encarnado en el riff base con esa frase “I want to die easy” que repite la Sollenberger, deja rasgos de fresca belleza sonora, mientras espera que los hermanos Gibbons se desmelenen con esa capa de sonido de gruesa y pesada distorsión  densificando la composición.
 

“Apple eye” comienza con un muro de sonido compacto atravesado por los agudos efluvios sonoros de la flauta de Isobelle alternada con su lánguida voz. La percusión por debajo de las guitarras se encarga de marcar el ritmo del tema.
 

“Dragon fly”, tercer track de esta compilación, que parte de un riff psicodélico y en donde confluye la ya consabida fórmula de la masa de sonido guitarrero rockero con unos silbidos y vocalizaciones que  desinflan el globo del ruido hecho por los Gibbons.

En “Blues tune” como el propio título de la canción lo indica, se trata de un ritmo de blues acondicionado y retocado con singular pulsión a través de la guitarra distorsionada. La voz femenina alterna con timbres agudos.


Es en “Trip fuck”, donde el viaje psicodélico atestigua más el sonido minimal incorporando arreglos eléctricos y una percusión  protagonista. Sin vocalizaciones esta pieza instrumental respira rock lisérgico a raudales.


“Hummingbird mountain”, pista núcleo de este Refulgo insiste con el muro de sonido guitarrero que se alarga en un estruendoso feedback. Nuevamente la voz de Sollenberger dulcifica en parte la canción con sutil sensualidad.



En “New Drunks”, el sonido anárquico de las guitarras adopta reincidentes tonos y plúmbeas texturas que escapan y se yuxtaponen en un fabuloso contraste a las vibraciones que consigue la voz.


“Affa” es un hermoso duelo de guitarras acompañado de la batería responsable de oxigenar el tono hipnótico que adquiere la composición.


En “Test for new swords” la flauta, así como la voz, conviven   momentáneamente con la percusión y el caos emerge imponente,   cercano a sonidos propios del sello discográfico experimental de los Sonic Youth (SYR-Anagrama/SYR-Invito al cielo).


“Good Friday”, expone unas notas pegadas y aletargadas  producidas por los Gibbons, reminiscencias quizás de un viaje psicodélico en clave minimal y casi atonal, donde sin prisa, se demuestra la capacidad del sonido per se.


“Jungle Tune” deja percibir con claridad la percusión y las vocalizaciones de Isobelle mientras la tela araña sónica se va tejiendo desde los acordes de guitarra subiendo en intensidad y profusión.


“Sangh Seriatim” es el tema más largo del disco (más de 20 minutos) y con el cual finaliza "Refulgo". Una desnuda línea de bajo estructura todo el tema acompañada de la percusión denotando una flagrante voluntad cósmica. Los últimos minutos parecen conseguir ese continuo deseado de control minucioso sobre el sonido.

"Refulgo" consiste entonces en una retrospección certera hacia 20 años atrás, donde la semilla sónica de esta banda comenzaba a germinar, donde puede percibirse la cualidad salvaje, osada e  incipiente del sonido que nos brindara Bardo Pond en sus consiguientes álbumes. La descripción de su música que hace Neil Young como que todo el disco es la misma canción, aproxima al oyente de Bardo Pond desde una perspectiva superficial, ya que si bien la fórmula creativa de esta banda americana no tiene demasiados secretos, son los matices y texturas que genera cada tema los que lo hacen un documento único por su concepción reminiscente.



La mencionada banda tocará los primeros días de julio de este año 2015, en el festival ATP de Islandia.

01. Die Easy [6:52] (Apple Eye 7” [CPS-014] por  Compulsiv – Enero 1994)
02. Apple Eye [5:59] (Apple Eye 7” [CPS-014] por  Compulsiv – Enero 1994)
03. Dragonfly [6:05] (Blues Tune 7” [CPS-025] por Compulsiv – November 1994)
04. Blues Tune [5:49] (Blues Tune 7” [CPS-025] por  Compulsiv – November 1994)
05. Trip Fuck [6:19] (Trip Fuck 7” [DPR-009] por Drunken Fish – Marzo 1994)
06. Hummingbird Mountain [5:10] (Hummingbird Mountain 7” [DPR-009] por Drunken Fish – Marzo 1994)
07. New Drunks [4:31] (Bardo Pond / Bear split 7” [CHE-034] por  Che – Julio 1995)
08. Affa [5:27] (Succour compilation CD [POT CD 01] por Ptolemaic Terrascope – Septiembre 1996)
09. Tests For New Swords [5:19] (Tests for New Swords 7” [SB62] por Siltbreeze – Septiembre 1996)
10. Good Friday [3:51] (Good Friday 7” [SB62] por Siltbreeze – Septiembre 1996)
11. Jungle Tune [6:38] (Following The Bouncing Ball compilation [BING003] por Ba Da Bing! – Agosto 1995)
12. Sangh Seriatim [21:52] (Harmony of the Spheres compilation [DFR25] por  Drunken Fish – November 1996)
    

Revordrift.

No hay comentarios.:

DISQUS

WE ARE ALL ONE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...