:. . SUPERSPACE RECORDS - TRANSGRESIONES SÓNICAS, MINIMALISMO Y VISIONES

martes, 18 de agosto de 2015

ISOCAOS INTERVIÚ : ::: "Mi política, mis estados de ánimo y mis aspiraciones las transformo en música"


Manuel Serpa es un joven arquitecto y músico que desde hace varios lustros crea descojonantes tracks de techno intelligent bajo los alias de Bulucordio e Isocaos. Su talento para la elaboración de paisajes digitales deconstruidos es exquisito. Acaba de publicar vía Superspace Records un compilado de piezas creadas entre los años 1999 y 2007, "Pichiatta", el cual pueden descargar de forma gratuita en la plataforma de Superspace

Serpa mantiene además la bitácora sobre arquitectura "Patrimonio Berrinchudo" donde analiza con sátira algunos de los esperpentos aspiracionales y estrambóticos que nos regala el paisaje local. A manera de introducción para los lectores y fans de Perú Avantgarde presentamos la entrevista que tuvimos el honor de realizarle al hombre detrás de ISOCAOS. ¡Enjoy!


¿Cuéntanos cómo descubriste la música electrónica y el IDM en particular?

De hecho toda mi generación tuvo la suerte increíble de estar justo en el momento indicado para disfrutar de una época en que la televisión por cable trae al Perú canales como Music 21, MCM o Locomotion, este último de una rebeldía artística que parecía escapar de toda teoría conspirativa de medios embrutecedores. Por M21 comienzo con Moby, Chemical Brothers y Fat Boy Slim, nunca me gustó la música instrumental, no le encontraba la gracia, comencé a obsesionarme con la música absolutamente sintética, aquella que está llena de capas, que busca el organicismo complejo y analógico dentro de lo programado. Antes de degenerar en Animax, Locomotion me presenta a Autechre y otros artistas más, hasta su desaparición, que dejé de ver televisión hasta hoy, pero precisamente en ese momento comienzo a escuchar Cretásico, en la Radio Filarmonía, donde Paty Camet y otros locos ponían IDM, que cuando me gustaba una canción la grababa en cassettes, como sabrás, no existía el Shazam y los nombres de los grupos los metían por unos filtros que ni se entendían, así que poco a poco pagando a duras penas 3 soles por hora en cabinas de internet fui explorando en Napster, Ares, Imesh  y posteriormente Soulseek  para así encontrar mis géneros favoritos, IDM, Breakcore y Glitch. Tuve también la suerte de tener personas que me pasaban música, Ines y Pepe de Galerías Brasil, Bruno Villavicencio, un sujeto que con suerte hablaba tres palabras, pero que de vez en cuando me sorprendía en Messenger con archivos adjuntos, Kike Chavez, un compañero de la facultad de Arquitectura, que entre trabajo y trabajo me robaba sus discos para copiármelos clandestinamente. Así me fui armando una colección.    
    


¿Cuándo y cómo es que das el salto de escuchar a componer tus propias tracks? ¿Cuántos años tenías? ¿Qué máquinas o software usabas? ¿Cómo/cuáles fueron tus primeros pasos o descubrimientos?

De niño con lo que me daban de propina chapaba micro en la Arequipa y me iba a Wilson a comprar diskettes con Juegos de arcade (las épocas de Prehistorik 2, Hexen, Earthworm Jim.. ), poco a poco estos diskettes dan paso a los CD´s de juegos en masa  j1, j15… etc, maravillas de la piratería. En una de esas por el año 99 se me ocurre comprar un disco con editores de audio y video y un cd con mp3 de música pacharaca, de los primeros. Y ahí me vino un paquete ramdom de sorpresas: Cakewalk, Ulead media Studio Pro (una versión abuela de Cool Edit, abuela a su vez del Adobe Audition) y claro, años después el Fruitty Loops. Con esos dos ingredientes comencé a pichicatear tracks, sacaba pedacitos del cd de mp3, alaridos de Britney Spears, timbales de algún bodrio Latin pop, algún teclado de Arjona y de toda esa inmundicia intentaba sacar un track que me guste.. y así por ensayo y error comienzo a hacer música. Me acuerdo que por mi cumpleaños no.14 ya tenía algunos tracks armados, algunos eran de chongo, otros más experimentales.

“Pichiatta” (Superspace Records, 2015) incluye piezas trabajadas entre 1999 y 2007 que muestran una gran inventiva para plasmar tus propios esquemas transgresores siempre en el campo del techno intelligent y el error digital. ¿Cuánto tiempo te tomaba trabajar cada pieza? ¿Qué grupos admirabas en ese entonces? ¿Alguna vez tocaste en vivo esos tracks?

"Pichiatta" en realidad es una selección de tracks de una bola de música que fui haciendo para mí mismo durante todos esos años, sin álbum, sin proyecto ni proyección, sobre todo sin presión, por lo que algunas canciones me tomaban muchos meses en producir, algunas cerca de un año entero. Sólo se lo pasé a unos pocos amigos que evidentemente lo escucharon una vez y lo dejaron hongueándose. Por el 2006 dejé una copia en la tienda de Pepe en Galerías Brasil para que lo copien gratuitamente y otra en Radio Filarmonía, pero no le dieron mucha bola. En ese tiempo mi seudónimo era Bulucordio. Años después me entero de que Luis Alvarado de BUH Records había escuchado algo de mi música, no tengo idea de cómo y se había referido en un post de su blog como “Frenética” cosa que me llenó de alegría jajajaja. Nunca me presenté hasta el 2015, eran tracks imposibles de tocar en vivo por ser collages y probablemente la gente saliera disparada de donde lo ponga.

¿Cuál es tu opinión sobre la escena de música electrónica peruana? ¿Sientes empatía con algún(os) proyecto(s)?

Claro que sí, por ejemplo el proyecto de Johnny Collantes Graham alias Kollantes siempre fue uno de mis favoritos de la vida, después el genio de Coco Ciëlo con ese pop perfecto. En la época del Myspace me las arreglaba para bajarme todo lo que encontraba:  Rapapay, Rui Pereira, Terokal, Audiopixel, Alcaloide, Unidad Central y posteriormente Semilla Galáctica, Aloardí, Colectivo Auxiliar, etc.  Por ahí algo de Pestaña.

Actualmente la escena se está levantando con propuestas frescas, los “Cuarso”, “Elektromarikapop” o “Pornostars” de Hector Acuña con Juka, el proyecto de este shoegaze popeado de “Gelatina Magma” o el “Grupo Miel” están dando la hora en la pequeña escena limeña, me gustan bastante.



Últimamente se te ha visto tocando acompañado de algunos cantantes, ¿se viene una redirección en el sonido de Isocaos?, cuéntanos al respecto.

En una de esas casualidades del destino, fui a ver a Pornostars a la Casona de Camaná, era una locura, alternaban electrónica y ruidismo con chicha y cumbia tropical. En eso el Dj buena gente le hago conversación y le cuento que hago música, y de hecho, me deja ponerla. Hace ya rato había entrado una morena alta y espigada, parecía una escultura, con su pareja y yo con la mía, de pronto nos vemos hablando entre chelas y puchos, ella  iba a rapear algunos tracks de su autoría y a improvisar rapeos, cosa que me pareció espectacular, ni cortos ni perezosos probamos rapear unos tracks míos en vivo y así conocí a Mera de la Rosa. Estamos preparando desde hace un tiempo un proyecto en conjunto y nos llevamos bastante bien, por lo que la cosa tiene para rato. De hecho tiene un increíble talento para inventar letras y rapear improvisando en tiempo real, como un sonero pero mucho más rápido, con sentido, contenido/mensaje y todo, cosa que me haría sospechar que es de esas personas que usan partes del cerebro que no solemos usar el resto de mortales, una genio.    

Tienes un blog sobre arquitectura “Patrimonio Berrinchudo”. ¿De qué trata tu bitácora? ¿Alguna anécdota al respecto?

El tema del blog avanza lento pero seguro, trata básicamente de una crítica arquitectónica graciosa a distintas Arquitecturas “Berrinchudas”  que aparecen en Lima y otras ciudades, como Arquitecto tengo una sensibilidad especial para los diferentes lenguajes que aparecen en la ciudad, ya sean forúnculos urbanos, palacetes aspiracionales, arbitrariedades o aberraciones, los he ido coleccionando en un gran álbum de fotos que voy subiendo diariamente al Instagram (Patrimonioberrinchudo) y algunas veces me animo a escribir sobre ellos en el blog, un poco siguiendo la línea del genial arquitecto Willey Ludeña, pero con un poco más de sazón y pomposidad.  De hecho, en colaboración con un colega de Panamá estamos pensando hacer alguna publicación. Darién Montañez es un arquitecto que al igual que yo, también desempeña la docencia y la elaboración de proyectos a la vez. Ha ido coleccionando también, fotos y críticas arquitectónicas de gran valor, su término  “Feoclásico” panameño junto con lo que escribe  en sus blogs cautivaría a cualquier persona que entienda algo de arquitectura y sentido del humor. En poco tiempo ya tendremos algo producido, solo hay que esperar un poco. 

Estudiaste arquitectura en la Universidad Ricardo Palma. ¿Existe algún enlace entre tu faceta de arquitecto y la de músico electrónico?

Hace pocos años con mi socio fundamos un estudio llamado Mino Arquitectos, estamos trabajando proyectos de todo tipo, urbanísticos, viviendas, proyectos para hospitales, construcción, estamos creciendo y haciendo cada vez proyectos más grandes. La arquitectura es una pasión infinita, hay millones de formas de aplicar criterios compositivos de música a arquitectura y viceversa. Aunque siendo brutalmente realistas, de alguna manera el tipo de arte que hago con la arquitectura es radicalmente distinto a lo que compongo en música, por lo que ésta se convierte en un tubo de escape para todas esas inquietudes compositivas que me van naciendo.



Como arquitecto profesional priorizo la función y los deseos de los usuarios por sobre cualquier cosa que tenga en la cabeza, pues la arquitectura es servicio y todo lo que no sirva ahí está de más, mi arquitectura principalmente es producto de factores externos tales como entorno, cultura, necesidades, clima, presupuesto, flujos, usuarios, estrategias, relaciones y secuencias de espacios. La composición está ahí, pero sumamente intervenida por metas y objetivos, en la música es todo esto al revés, mis caprichos, mis ideas, mis estados de ánimo, mi política y mis aspiraciones se convierten en música que no tiene que servir para nadie ni para nada más que para mi satisfacción y la función está condicionada a mi visión, a mis caprichos y a mis exigencias, que vamos, soy bien jodido en ese sentido.

Dinos por favor cuáles son los 10 discos que te abrieron el cerebro. 

En orden de fuerza, de afuera hacia adentro

Lp5 (1998) – Autechre
Jeringoide - Kollantes
Choose your Own Adventure (2004) – Team Doyobi
Confield (2001) y Oversteps (2008) – Autechre

Muchas gracias por concedernos la entrevista Manuel, si deseas agregar algo puedes hacerlo ahora. Saludos kosmogónicos.

Gracias a ti Wilder, es un lujo conocerte, eres un tipazo excepcional. Me gustaría pero creo que ya hablé suficiente por hoy ¡jajaja! ¡Hasta la próxima!

No hay comentarios.:

DISQUS

WE ARE ALL ONE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...