:. . SUPERSPACE RECORDS - TRANSGRESIONES SÓNICAS, MINIMALISMO Y VISIONES

viernes, 23 de octubre de 2015

BANCA USURERA QUE HABRÍA QUE REFORMAR


Por PEDRO FRANCKE
(Extraído de "Hildebrandt en sus trece")
En una decisión absurda, el BCR ha elevado la tasa de interés de referencia. Pero un problema más de fondo es que mientras los bancos consiguen dinero al 3 por ciento, lo prestan en promedio a más del 20 por ciento anual. Las estadísticas de la Superintendencia de Banca y Seguros indican que aplicando esa diferencia al enorme volumen de fondos que manejan, los bancos obtienen un margen bruto de 17 mil millones de soles y, descontando sus costos operativos, ganancias superiores a los 8 mil millones de soles anuales. Así, sus accionistas sacan una altísima rentabilidad del 20 por ciento anual, que mantienen por más de una década, mientras a los ahorristas no nos pagan ni la sexta parte de esa cifra. Ya es tiempo de ponerle el cascabel al gato.

BANCA ABUSIVA

La banca privada peruana es francamente abusiva. Cobrar intereses de más del 50 por ciento sobre las tarjetas de crédito y compras de consumo, tasa que algunos usureros como los mexicanos del Banco Azteca suben hasta el 200 por ciento, no tiene otro nombre que USURA.

En promedio, considerando también préstamos empresariales e hipotecarios, los bancos en el Perú cobran por encima del 20 por ciento anual de intereses, una cifra que triplica o cuadruplica lo que se cobra en otros países. El Banco Mundial reporta, por ejemplo, que la tasa de interés peruana que se cobra está en promedio 6 puntos por encima de la colombiana, 10 puntos por encima de la chilena, 12 por encima de la mexicana y 15 por encima de la argentina (http://bit.ly/1W113vw).

Gracias a la favorable política del gobierno y del BCR, en la última década el crédito total prestado por el sistema bancario al sector privado se ha quintuplicado, pasando de 42 mil a 220 mil millones de soles. Es decir, el monto total sobre el cual los bancos cobran esas enormes tasas de interés ha crecido a toda velocidad. Pero no ha aumentado lo que les pagan a los ahorristas, que apenas llega a un miserable 3 por ciento, incluso menos que la inflación.

Así, el negocio bancario se ha expandido, mientras pagan una ridiculez a los ahorristas y cobran lo que se les antoja. Tal es la situación que hemos heredado de las reformas neoliberales de Fujimori. Además, por cierto, no sólo trabajan con el dinero de la gente. También hacen esos abusos con los dineros del gobierno: los bancos privados tienen 2 mil millones de dólares y 19 mil millones de soles depositados ahí por el Estado peruano, que igual prestan al 20 por ciento o más. No por ser dinero de todos los peruanos se usa con una orientación social o de desarrollo; se presta con la misma lógica usurera.

¿Acaso no es normal que la banca privada haga ganancias? Por supuesto que sí lo es. Nadie está planteando regresar a la locura del primer alanismo, esa fracasada estatización de la banca, ni tampoco pretendemos que los banqueros sean altruistas generosos. Pero las ganancias que están haciendo son extraordinarias y provienen del abuso de poder. Los accionistas de la banca privada logran en promedio una rentabilidad de su propio capital del orden del 20 por ciento anual, recuperando todo su capital en sólo cinco años, algo que llamaría la atención en cualquier parte del mundo ya que un negocio privado que da 10 a 12 por ciento es un muy buen negocio. La banca privada en Perú saca muy por encima de lo que gana un inversionista promedio. Cobrando tremendos intereses le sacan el jugo no sólo a las familias sino también a todas las empresas que se ubican en el sector productivo y hoy sufren el frenazo económico.

Resumen: utilidades bancarias de 8 mil millones de soles anuales. Frenazo económico pero que a ellos no les afecta, ya que en el primer semestre de este año sus utilidades han aumentado en 45%!! ¿Cómo lo hacen? Resulta que apenas 4 bancos concentran más del 80 por ciento de todos los créditos, y sólo uno de ellos, más del 33 por ciento. Hay un oligopolio banquero. La cercanía al poder, por cierto, ayuda bastante: el BCR les ha dado una buena ayuda con las medidas de reducción de los encajes que otorgan a los bancos 15 mil millones de soles adicionales para que presten sin mayor costo. Así, el Banco de Crédito ha aumentado sus ganacias, en pleno frenazo, de 860 a 1,450 millones de soles en la primera mitad del año, teniendo a uno de sus funcionarios como presidente de la CONFIEP (antes fue congresista del PPC y ministro de Alan). Como se ve, conexiones con el poder no les faltan, no por gusto Dionisio Romero, el principal accionista y presidente del BCR, ha figurado durante años como el empresario más poderoso del Perú, habiendo logrado privilegiadas relaciones con Vladimiro Montesinos (que están grabadas en videos).

APLAUSO DE PPK

Cuando la industria y la construcción están en recesión reduciendo su actividad mes a mes, cuando el desempleo urbano aumenta y la agricultura está estancada con cero crecimiento, es urgente darles a esos sectores una mano, facilitarles la vida, promover sus negocios. La economía nacional requiere un nuevo impulso.

¿Qué hicieron los Estados Unidos cuando, tras la crisis del 2009, su economía se vino abajo? Empujar la demanda, abaratar la inversión, reducir el costo del crédito, bajar las tasas de interés. Fueron radicales en eso y pusieron sus tasas en cero. Pero nuestro BCR actúa al revés. Justo cuando sectores productivos claves están en crisis, lo que ha hecho el BCR es subir la tasa de interés de referencia. Es decir, a contrapelo de la experiencia del BCR gringo, el BCR sube en vez de bajar las tasas de interés. Quien ha aplaudido esta medida es Alfredo Thorne, el banquero del JP Morgan que dirige ahora el equipo económico de PPK. Frente a estas políticas siempre es clave saber de qué lado del mostrador (bancario) están parados aquellos cuyas opiniones oímos.


Lo que ocultan el BCR y el ppkausa Thorne es que el efecto inmediato y obvio de encarecer el crédito es que la inversión disminuye, como se enseña en cualquier curso de Macroeconomía 1. Claro que cuando esto sucede nuestros neoliberales corren a sacudirse la responsabilidad y a hablar de protestas socialesy de una supuesta pérdida de confianza por lo estatista que dicen ha sido ese mismo "Cosito" que prefiere darle el Lote 192 a una petrolera privada de baja estofa antes que a Petroperú. Mientras tanto, claro, mantienen un estruendoso silencio frente a la necesidad de controlar los abusos de la banca y hacer que trasladen parte de sus enormes ganancias a los consumidores, a los hogares hipotecados y las empresas, muchos de ellos hoy ahorcados porque el alza del dólar encarece las cuotas que deben pagar por sus créditos.

Reorientas y reactivar nuestra economía pasa, también, por reformar la banca. Es necesario que sea competitiva y no usurera, que apoye a las pymes y no sólo a las grandes empresas, que sea justa y no abusiva con los usuarios, que genere desarrollo y no concentración de poder. Va para el debate del 2016.


No hay comentarios.:

DISQUS

WE ARE ALL ONE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...