feed

SSR

miércoles, 18 de enero de 2017

20 años del Forever Alien de SPECTRUM .: Cierra tus ojos y verás


Agosto de 1997. El "Forever Alien" (Space Age Recordings, 1997) de Spectrum ha llegado a Lima, apenas unos días antes de la fecha oficial de lanzamiento mundial. Entonces nadie pudo adivinar la radical metamorfosis que este documento comportaría en la vida de muchos y en el devenir de la vanguardia metamusikal de aquellos años. Y es que se trataba de una obra nihilista como pocas.

La declaración “Sometimes I Think I Wasn’t Made For This Life”, en el tema “Forever Alien”, era comple(men)tada/sellada con líneas como “What Becomes  Of People Like  Me, People Who Don’t Fit In” et al. El  efecto resultó a  todas luces devastador.  Aquí, acaso  produjo -entre otras cosas- la dispersión del colectivo Crisálida Sónica (si bien no sería descabellado asegurarlo, en todo caso fue una de muchas causas).

Lo que sí quedó más allá de toda duda razonable fue el mensaje del tercer álbum de Spectrum. Tras el jolgorio psicotrópico, la transubstanciación del alma en paraísos musicales y la enajenación espiritual causada por decenas de discos y bandas del avant garde de aquellos añorados 90s; el líder de la banda, Pete “Sonic Boom” Kember, hablaba a los más jóvenes: “aterriza y date cuenta de que el mundo es una buena mierda... ¡haz la revolución!”. Con precisión psicodélica, se incluyó además en el booklet de la edición deluxe del "Forever Alien" un párrafo del filósofo Francis Bacon -no confundir con el homónimo pintor del siglo XX-, redactado varias centurias atrás:

“Tenemos también laboratorios de acústica, en los que practicamos y hacemos demostraciones con todos los sonidos y cómo se producen. Tenemos armonías que ustedes no tienen, de cuartas e intervalos menores, diversos instrumentos musicales, que ustedes desconocen, algunos mucho más dulces que los que puedan ustedes poseer, junto con campanas y timbres delicados y armoniosos. Los sonidos bajos los convertimos en altos y profundos, del mismo modo, a los altos los hacemos bajos y agudos; a sonidos que originalmente son continuos los convertimos en susurrantes y gorjeantes. Representamos e imitamos todas las letras y sonidos articulados, y los gritos y notas de pájaros y bestias. Poseemos ciertos aparatos que aplicados al oído logran que se pueda escuchar mejor y más alto. Tenemos también diversos, extraños y artificiales ecos que reflejan la voz muchas veces, como si la rebotaran; otros que devuelven la voz más alta que fue enviada, otros más aguda, y otros más profunda; algunos devuelven la voz, que difiere en las retraso sonidos de la que recibieron. Contamos también con medios para conducir los sonidos por tubos y conductos, a través de extrañas líneas, a grandes distancias”.

La Nueva Atlántida, 1627





Esta suerte de manifiesto precursor de la música electrónica es precisamente la lírica empleada en la novena pieza del disco, “The New Atlantis”: la alucinada voz de Sonic Boom es filtrada por un vocoder y adornada por lúdicas sonoridades de sintetizadores vintage, convirtiendo el mensaje baconiano en un verdadero himno retrofuturista. La certeza de que estamos ante una obra maestra/cumbre de la música del siglo XX es, pues, inmediata.

(El hasta hoy último álbum firmado por Spectrum -"Indian Giver" (Birdman Records, 2008; junto a Captain Memphis)- explora de forma magistral las posibilidades del minimalismo y la abstracción space rocker utilizando máquinas consideradas casi de museo: el EMS Synthi AKS, el VCS3 Oscar, vibrafónos, theremins, etc.)

NUEVOS CÓDIGOS + NUEVAS MENTES = NUEVOS MUNDOS...

¿Prefigura el "Forever Alien" la nueva “Utopía” de nuestros días? Si, en el pasado, hombres insignes como Tomás Moro o el propio Bacon idearon un mundo en donde la Ciencia se enseñoreaba sobre la Naturaleza de forma casi sublime (cuando justamente la llamada Ciencia no existía aún); Sonic Boom hace lo propio instando al Hombre a alcanzar un estado superior -“Close Your Eyes And You’ll See”-. Al hacerlo, el ser humano forjará una realidad que supere por mucho lo absurdo del mundo de hoy. De lo que se trata es de corregir “el error” en que ha devenido no sólo la historia de Occidente, sino también la de la propia Humanidad.

El ideal, contrariamente a lo que digan las “sociolojudeces” de los que se llenan la boca hablando de posmodernidad, no ha sido enterrado bajo los escombros de falsas religiones, ni olvidado por un manojo de chucherías digitales. Hoy, la postura de los disidentes, de quienes se resisten a ser considerados como un número más en las “estrategias de marketing”; se ha tornado más radical: la consigna Por Siempre Extraño/Extranjero/Extraterrestre con que Spectrum bautiza su disco lo corrobora. Parafraseando a Saramago, a más estrecha estupidez humana, más forever alien. La decisión, amable lector, la tomas tú -“si no eres parte de la solución, eres parte del problema”, dirían los Spacemen 3.



Wilder Gonzales Agreda.






20 YEARS OF SPECTRUM'S FOREVER ALIEN .: CLOSE YOUR EYES AND YOU'LL SEE



August 1997. Spectrum's Forever Alien (Space Age Recordings, 1997) has arrived in Lima just days before the official release date. Then nobody could guess the radical metamorphosis that this document would carry in the lives of many and in the evolving of the sonic vanguard of those years. It was a nihilist work like few.

The statement "Sometimes I Think I Was not Made For This Life" on the track "Forever Alien" was complemented with seminal lines like "What Becomes of People Like Me, People Who Do not Fit In" et al. The effect was clearly devastating. Here, perhaps, it produced, among other things, the disintegration of the Crisalida Sonica collective (although it would not be absurd to assure it, in any case was one of many causes).

What remained beyond any reasonable doubt was the message of the third album by Spectrum. After the psychotropic revelation, the transubstantiation of the soul in musical paradises and the spiritual alienation caused by dozens of albums and bands of the avant garde of those missed 90s; the leader of the band, Pete "Sonic Boom" Kember, spoke to the younger ones: "land and realize that the world is a piece of shit ... make the revolution!". With psychedelic accuracy, in the booklet of the deluxe edition of Forever ... a paragraph by the philosopher Francis Bacon -not to be confused with the painter of the XX century-, drafted several centuries ago:


"We have also sound-houses, where we practice and demonstrate all sounds and their generation.  We have harmonies, which you have not, of quarter-sounds and lesser slides of sounds.  Divers instruments of music likewise to you unknown, some sweeter than any you have, together with bells and rings that are dainty and sweet.  We represent small sounds as great and deep, likewise great sounds extenuate and sharp; we make divers tremblings and warblings of sounds, which in their original are entire.  We represent and imitate all articulate sounds and letters, and the voices and notes of beasts and birds.  We have certain helps which set to the ear do further the hearing greatly.  We also have divers strange and artificial echoes, reflecting the voice many times, and as it were tossing it, and some that give back the voice louder than it came, some shriller and some deeper; yea, some rendering the voice differing in the letters or articulate sound from that they receive.  We have also means to convey sounds in trunks and pipes, in strange lines and distances".

The New Atlantis, 1627





This sort of manifesto of electronic music is precisely the lyric used in the ninth piece of the album, "The New Atlantis": the hallucinated voice of Sonic Boom is filtered by a vocoder and adorned with playful sonorities of vintage synthesizers, converting the Baconian message in a true retrofuturist hymn. The certainty that we are faced with a masterpiece of music from the 20th century is therefore immediate.

(Until today, the last album signed by Spectrum - Indian Giver (Birdman Records, 2008, along with Captain Memphis) - masterfully explores the possibilities of space rock minimalism and abstraction using machines considered almost from museum: the EMS Synthi AKS, The Oscar VCS3, vibraphone, theremins, etc.)

NEW CODES + NEW MINDS = NEW WORLDS ...

Does "Forever Alien" prefigure the new "Utopia" of our days? If, in the past, distinguished men like Tomas Moro or Bacon himself devised a world in which science dominated nature in an almost sublime form (when the so-called science did not yet exist); Sonic Boom does the same thing by urging Man to reach a higher state - "Close Your Eyes And You'll See" -. In doing so, the human being will forge a reality that far surpasses the absurdity of the world today. What is involved is to correct "the error" in which has become not only the history of the West, but also that of Humanity itself.

The ideal, contrary to what the "sociostupidities" of those who fill their mouths talking about postmodernity, has not been buried under the rubble of false religions, nor forgotten by a bunch of digital knick-knacks. Today, the stance of dissidents, who resist being considered as one more number in the "marketing strategies" has become more radical: the motto "Forever Alien" with which Spectrum baptizes his record confirm it. To paraphrase Saramago, to more narrow human stupidity, more forever alien. The decision, gently reader, is on you - "if you are not part of the solution, you are part of the problem," would say the Spacemen 3.

Wilder Gonzales Agreda.


No hay comentarios.:

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SUPPORT PERU AVANTGARDE////APOYA LA AVANZADA PERUVIANA

barbarismos

izados

rojo 2

es más fácil imaginarse el fin del mundo que el fin del capitalismo

En tercer lugar, un dato: una generación entera nació después de la caída del Muro de Berlín. En las décadas de 1960 y 1970, el capitalismo enfrentaba el problema de cómo contener y absorber las energías externas. El problema que posee ahora es exactamente el opuesto: habiendo incorporado cualquier cosa externa de manera en extremo exitosa, ¿puede todavía funcionar sin algo ajeno que colonizar y de lo que apropiarse? Para la mayor parte de quienes tienen menos de veinte años en Europa o los Estados Unidos, la inexistencia de alternativas al capitalismo ya ni siquiera es un problema. El capitalismo ocupa sin fisuras el horizonte de lo pensable. Jameson acostumbraba a detallar con horror la forma en que el capitalismo penetraba en cada poro del inconsciente; en la actualidad, el hecho de que el capitalismo haya colonizado la vida onírica de la población se da por sentado con tanta fuerza que ni merece comentario. Sería peligroso y poco conducente, sin embargo, imaginar el pasado inmediato como un estado edénico rico en potencial político, y por lo mismo resulta necesario recordar el rol que desempeñó la mercantilización en la producción de cultura a lo largo del siglo XX. El viejo duelo entre el détournement y la recuperación, entre la subversión y la captura, parece haberse agotado. Ahora estamos frente a otro proceso que ya no tiene que ver con la incorporación de materiales que previamente parecían tener potencial subversivo, sino con su precorporación, a través del modelado preventivo de los deseos, las aspiraciones y las esperanzas por parte de la cultura capitalista. Solo hay que observar el establecimiento de zonas culturales «alternativas» o «independientes» que repiten interminablemente los más viejos gestos de rebelión y confrontación con el entusiasmo de una primera vez. «Alternativo», «independiente» yotros conceptos similares no designan nada externo a la cultura mainstream; más bien, se trata de estilos, y de hecho de estilos dominantes, al interior del mainstream.
Nadie encarnó y lidió con este punto muerto como Kurt Cobain y Nirvana. En su lasitud espantosa y su furia sin objeto, Cobain parecía dar voz a la depresión colectiva de la generación que había llegado después del fin de la historia, cuyos movimientos ya estaban todos anticipados, rastreados, vendidos y comprados de antemano. Cobain sabía que él no era nada más que una pieza adicional en el espectáculo, que nada le va mejor a MTV que una protesta contra MTV, que su impulso era un cliché previamente guionado y que darse cuenta de todo esto incluso era un cliché. El impasse que lo dejó paralizado es precisamente el que había descripto Jameson: como ocurre con la cultura posmoderna en general, Cobain se encontró con que «los productores de la cultura solo pueden dirigirse ya al pasado: la imitación de estilos muertos, el discurso a través de las máscaras y las voces almacenadas en el museo imaginario de una cultura que es hoy global». En estas condiciones incluso el éxito es una forma del fracaso desde el momento en que tener éxito solo significa convertirse en la nueva presa que el sistema quiere devorar. Pero la angustia fuertemente existencial de Nirvana y Cobain, sin embargo, corresponde a un momento anterior al nuestro y lo que vino después de ellos no fue otra cosa que un rock pastiche que, ya libre de esa angustia, reproduce las formas del pasado sin ansia alguna.
La muerte de Cobain confirmó la derrota y la incorporación final de las ambiciones utópicas y prometeicas del rock en la cultura capitalista. Cuando murió, el rock ya estaba comenzando a ser eclipsado por el hiphop, cuyo éxito global presupone la lógica de la precorporación a la que me he referido antes. En buena parte del hip hop, cualquier esperanza «ingenua» en que la cultura joven pueda cambiar algo fue sustituida hace tiempo por una aceptación dura de la versión más brutalmente reduccionista de la «realidad». «En el hip hop», escribió SimonReynolds en su ensayo de 1996 para The Wire :
«Lo real» tiene dos significados. En primer lugar, hace referencia a la música auténtica que no se deja limitar por los intereses creados y se niega a cambiar o suavizar su mensaje para venderse a la industria musical. Pero «real» también es aquella música que refleja una «realidad» constituida por la inestabilidad económica del capitalismo tardío, el racismo institucionalizado, la creciente vigilancia y el acoso sobre la juventud de parte de la policía. «Lo real» es la muerte de lo social: es lo que ocurre con las corporaciones que, al aumentar sus márgenes de ganancia, en lugar de aumentar los sueldos o los beneficios sociales de sus empleados responden […] reduciendo su personal, sacándose de encima una parte importante de la fuerza de trabajo para crear un inestable ejército de empleados freelance y demedio tiempo, sin los beneficios de la seguridad social.


MARK FISHER.

SUPERSPACE RECORDS RADIO 24/7 >>> CLICK ON THE LOGO

perú post indie

Haz el ejercicio de pasear una tarde por la plaza del Cuzco, siéntate a la vera de su fuente y distinguirás entre cuzqueños, entre las decenas de argentinos hippies (muchos realmente insoportables), unos cuantos chilenos y de esa pléyade de "gringos" -que vienen dispuestos a ser estafados, bricheados, etc-, a unos curiosos especímenes: los limeños.
Contrariamente a lo que creemos los hijos de esta tierra, lo primero que nos delatará será nuestro "acento". Sí, querido limeño, tenemos acento, un acentazo como doliente, como que rogamos por algo y las mujeres, muchas, además un extraño alargamiento de la sílaba final. Pero lo que realmente suele llamarme la atención es la manera como nos vestimos para ir al Cuzco, porque, el Cuzco es una ciudad, no el campo. Tiene universidades, empresas, negocios, etc. Siin embargo, casi como esos gringos que para venir a Sudamérica vienen disfrazados de Indiana Jones o su variante millenial, nosotros nos vestimos como si fuésemos a escalar el Himalaya. Ya, es verdad que el frío cuzqueño puede ser más intenso que el de la Costa -aunque este invierno me esté haciendo dudarlo- pero echa un vistazo a todo tu outfit: la casaca Northfake, abajo otra chaquetilla de polar o algo así de una marca similar, las botas de montañista, tus medias ochenteras cual escarpines, todo...
Y es que esa es la forma como imaginamos la Sierra: rural, el campo, las montañas, aunque en el fondo no nos movamos de un par de discotecas cusqueñas. Es decir, bien podrías haber venido vestido como en Lima con algo más de abrigo y ya; pero no, ir al Cuzco, a la sierra en general es asistir a un pedazo de nuestra imaginación geográfica que poco tiene que ver con nuestros hábitos usuales del vestido, del comportamiento, etc. Jamás vi en Lima a nadie tomarse una foto con una "niña andina" como lo vi en Cuzco y no ha sido porque no haya niños dispuestos a recibir one dollar por una foto en Lima, pero es que en Cuzquito (cada vez que escucho eso de "Cuzquito" me suda la espalda) es más cute. Ahora, sólo para que calcules la violencia de este acto, ¿te imaginas que alguien del Cuzco -Ayacucho, Huancavelica, Cajamarca o hasta de Chimbote- viniese y te pidiera tomarse una foto con tu hijita, tu sobrino, o lo que sea en Larcomar para subirlo a Instagram o al Facebook? ¿Hardcore, no?


FRED ROHNER
Historia Secreta del Perú 2

as it is when it was

sonido es sonido

sonido es sonido

)))))))))))))))))))))))))))))))

pura miel

nogzales der wil

EL LENGUAJE: UN DISCURSO SIN CANCIÓN.

No queremos sus diccionarios, o su dicción, llenos de palabras que oprimen, que humillan y controlan. Ellos usan esas palabras para proteger a los suyos, siendo su jerga un código morse secreto cuyo objetivo es conservar su privilegio y poder social. De modo que para poder comprender la sociedad, debemos comprender sus ingredientes, las habilidades y los métodos de las personas que se comunican mediante el lenguaje tan solo para controlar y confundir. Para ser incluso capaces de soñar con cambiar la sociedad y el tenaz agarre de estas personas, debemos cambiar el lenguaje, sus formas y patrones. Quiébralo, mézclalo, ve qué es lo que realmente hace, lo que realmente dice, exponlo, revela su fortaleza, su debilidad. Las personas no pueden vivir con un lenguaje de lo correcto y lo incorrecto, lo negro y lo blanco, o esto o lo otro. No refleja la realidad, o la vida,o cómo cada uno de nosotros realmente siente y piensa día a día. Hoy en día el lenguaje está diseñado para acabar en conflicto, y en este momento aquellos que controlan el lenguaje intervienen como expertos y nos controlan. El lenguaje tiene que ser común a todos y para ello este lenguaje debe ser replanteado. La cultura tiene que mostrarles técnicas a las personas para derrumbar la lógica aparente del lenguaje que sigue una línea hacia una conclusión, y desarrollar formas que reflejen las infinitas respuestas y posibilidades paralelas, un caleidoscopio sin conclusiones ni puntos fijos que, por lo tanto, describa con mucha mayor precisión cómo se siente la vida y cuán incierto puede sentirse cada momento de la vida, cuán poco realmente se puede planificar, o con cuán poco se puede contar. Luchamos unos contra otros con intensidad paranoica en lugar de estar haciéndolo contra los despreciables señores feudales que se reúnen, petulantes, en ese edificio junto al agua. No es de extrañar que piensen que somos escoria patética, peleando contra lo que es más fácil y está más cerca de nosotros, contra nosotros en lugar de contra ellos. El edificio que ocupan para simbolizar su libertad podría fácilmente convertirse en su prisión. La mejor arma, la mejor defensa es aquella que toma la propia energía de tus atacantes y la vuelve contra ellos. El lenguaje puede volver a ser ensamblado todos los días de una manera diferente para ayudar a liberarnos. Nuestras pequeñas jaulas concretas pueden ser nuestros palacios, y sus palacios pueden ser sus jaulas. KALI 5 Y GENESIS BREYER P-ORRIDGE, LONDRES, 23 DE SEPTIEMBRE, 1987

kpunk