:. . SUPERSPACE RECORDS - TRANSGRESIONES SÓNICAS, MINIMALISMO Y VISIONES

jueves, 27 de julio de 2017

Reseña: LOW - I could live in hope (Vernon Yard Recordings, 1994)


I Could Live In Hope es casi un demoledor manifiesto del trío de Duluth. Recordemos que allá por 1994 reinaba en el mercado el horrible grunge, era la época de adefesios tipo Pearl Jam, Stone Temple Pilots, etc; en ese contexto es que surge este hermoso álbum. El debut de Low destila belleza como pocas veces he oído, y lo mejor es que el trío se las arregla para no volverse empalagoso. “Words” es, sin duda, el tema más radiable del plástico y su apertura: a lo largo de 57 minutos, los Low te llevan por paisajes fantasmales, oscuros y depresivos. ¿Quieres tener una idea? Pues imagínate a unos Cure –era Faith- covereando canciones de Labradford. El tratamiento de la música es minimal pero a la vez exuberante, ya que logran sacar el máximo provecho a los austeros sonidos mostrados insistentemente durante todo el disco -ya sabes, minimalismo convertido en maximalismo. Sobresalen también “Lazy”, “Cut” y “Lullaby”: una nana para niños de almas viejas. Al final (“Sunshine”, cover de una olvidad canción de Joni Mitchell), llega la redención, la felicidad instantánea que surge tras comprobar que has sido capturado por esta especie de tristeza lacerante que tú también atesoras en esencia. (WGA)

Al igual que muchos de sus contemporáneos, a Low se les agrupan repetidamente en numerosos encabezamientos derivados y no descifrados destinados a abarcar música de ritmo lento e instrumentada que mantiene una estética indie. En pocas palabras, ninguna categoría puede realmente revelar la belleza y la gloria del disco debut de Low "I could live in hope".  Sad core? ¡Ni siquiera cerca! I Could Live in Hope es un increíblemente alegre viaje de espíritu y sensibilidad de composición. El disco sigue siendo paciente y ralo en todo (solo guitarra, bajo, high hat y tambor y angélicas voces por el equipo de marido y mujer de Alan Sparhawk y Mimi Parker), pero tiene éxito. Low realmente observa el don de la subestimación.

Trabajando con el productor de largo tiempo y el pilar del Nueva York subterráneo Kramer, Low examina sus propios miedos y experiencias inquietantes, ocasionalmente vinculándolos con referencias bíblicas, mientras consola a los oyentes con cálidas capas de voces etéreas y olas de reverberación en la guitarra. Las pistas son simples títulos de una palabra, pero eso es todo lo que requieren - demasiada información estropearía la elegancia del disco. Y es probablemente por eso que abren el disco con "Words", una canción sobre el uso excesivo y el uso indebido del lenguaje, que marca el tono de todo el álbum, hasta su cover lamentable y apasionado de "You Are My Sunshine". Cada pequeño matiz de la producción es evidente - los dedos de Sparhawk no se conectan en un cambio de acorde o se deslizan sobre el traste haciendo eco infinitamente - conviertiendo I Could Live in Hope en un verdadero testimonio tanto de la afición de Low como de Kramer por captar lo más exuberante de los paisajes sonoros. (Ken Taylor)

¿Sabeis como suena el sonido de las entrañas del corazón? ¿Os habeis preguntado alguna vez sobre el peso total de un suspiro? ¿Alguien puede dibujar la desolación sin morir en el intento? La música de los mormones Low es eso y más,porque lo suyo es adentrarse en nuestra alma para erizarnos nuestro destino... El disco empieza con "Words", y si es la primera vez que te topas con ellos, con este tema te tendrán hipnotizado de por vida. Instrumentación cansina, lenta, mientras Allen se deja la voz en una cueva de tristeza con las paredes decoradas de las fotos de los niños que ya han echado el vuelo, mariposas por un dia, por siempre eternidad. (Carlos, Discos Pensados)

 

No hay comentarios.:

DISQUS

WE ARE ALL ONE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...