feed

SSR

martes, 26 de octubre de 2021

Reseña: SILVANIA - Todos los astronautas dicen que pasaron por la Luna (Independiente, 2021)



Desde el primer segundo somos lanzados al reino de la melancolía y la ficción electrosónica que desde siempre ha sido marca de Mario en varias de sus creaciones para Silvania y Ciëlo. No vamos descaminados si consideramos este resurgir como un mirar hacia atrás y procesar todo lo concretado en tantos años y batallas: jamás se olvidará a Cocó y su actitud rupturista y confrontacional. Un rebobinar que ha impelido a Mario Villayzán aka Mario Silvania a reclutar discípulos de la escena tales como Silvana Tello, Andrés Pérez, Omar Mori y Antonio Ballester, y producir esta suerte de orgía entre el "Just For A Day" de SLOWDIVE y las florituras de CIËLO. Techno shoegaze que te mueve a bailar con tu sombra, entre las nubes, en sobredosis, bordeando el mar y la nada, mandando a la mierda el mundo. Inolvidable "Danzante Espacial" carga ese mensaje en su cruce imposible entre T. Rex y Sonic Boom, una aleación que la convierte en el hit del álbum. Sí, como en los días en que ibas por las calles te subías al bus y allí mismo podías volar con canciones de Erasure, Indochine, Upa, Los Prisioneros, Men At Work, Soup Dragons, EMF y un vasto etc.

La huella de Los Belkings y otros astros sesenteros, The Byrds, The Shangri-las, es notable en pistas como "Canción de amor en la era lunar", "Stasia 14" o "Los amantes de la Luna". Una estela enmarcada en la pasión propia del cosmos Silvania: la nueva ola post shoegazer. "Mozart", cuya autoría fluye en manos de Antonio Ballester (Blue Velvet), es full Vince Clarke (Depeche Mode, Yazoo, Erasure) en sus arco iris y sonidos sintetizados. Y caemos en la cuenta de que lo que le faltó al electroclash / nu wave fue justamente maestros de tal altura. El simple fetichismo no alcanza para reclamar un sitial de honor en la Historia de las últimas músicas. 

"Alguna Vez" es Mario cantándole a su propio avatar, encariñado de los vaivenes que le despliegan las galaxias. Parece ser el momento más personal de este trabajo. Como expresa en el folleto a guisa de booklet: "Así estemos a 70 mil millas del Espacio, hoy quiero sentarme al lado del faro y recordar contigo la Luna y las estrellas". "Y Volveré" concluye el viaje con otro tributo a nuestros amautas marca Silvania: Cfr. "Trilce", "Mar Amar". La letra es de Blanca Varela, el sonido es Belkings a rajatabla.

Un documento refinado y pop, fluctuando entre la nostalgia y lo dionisiaco, cargando inolvidables auroras, tormentas y experiencias y transformándolas en sonido. Una música que el fan de Silvania (de siempre) sabrá aquilatar.       

Wilder Gonzales Agreda.

PD: "Todos los astronautas dicen que pasaron por la Luna" será lanzado el 2 de Noviembre pero puedes pedir desde ya el disco al propio Mario Silvania vía FB. ¡Disfrootad!


No hay comentarios.:

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SUPPORT PERU AVANTGARDE////APOYA LA AVANZADA PERUVIANA

barbarismos

izados

rojo 2

SUPERSPACE RECORDS RADIO 24/7 >>> CLICK ON THE LOGO

perú post indie

Haz el ejercicio de pasear una tarde por la plaza del Cuzco, siéntate a la vera de su fuente y distinguirás entre cuzqueños, entre las decenas de argentinos hippies (muchos realmente insoportables), unos cuantos chilenos y de esa pléyade de "gringos" -que vienen dispuestos a ser estafados, bricheados, etc-, a unos curiosos especímenes: los limeños.
Contrariamente a lo que creemos los hijos de esta tierra, lo primero que nos delatará será nuestro "acento". Sí, querido limeño, tenemos acento, un acentazo como doliente, como que rogamos por algo y las mujeres, muchas, además un extraño alargamiento de la sílaba final. Pero lo que realmente suele llamarme la atención es la manera como nos vestimos para ir al Cuzco, porque, el Cuzco es una ciudad, no el campo. Tiene universidades, empresas, negocios, etc. Siin embargo, casi como esos gringos que para venir a Sudamérica vienen disfrazados de Indiana Jones o su variante millenial, nosotros nos vestimos como si fuésemos a escalar el Himalaya. Ya, es verdad que el frío cuzqueño puede ser más intenso que el de la Costa -aunque este invierno me esté haciendo dudarlo- pero echa un vistazo a todo tu outfit: la casaca Northfake, abajo otra chaquetilla de polar o algo así de una marca similar, las botas de montañista, tus medias ochenteras cual escarpines, todo...
Y es que esa es la forma como imaginamos la Sierra: rural, el campo, las montañas, aunque en el fondo no nos movamos de un par de discotecas cusqueñas. Es decir, bien podrías haber venido vestido como en Lima con algo más de abrigo y ya; pero no, ir al Cuzco, a la sierra en general es asistir a un pedazo de nuestra imaginación geográfica que poco tiene que ver con nuestros hábitos usuales del vestido, del comportamiento, etc. Jamás vi en Lima a nadie tomarse una foto con una "niña andina" como lo vi en Cuzco y no ha sido porque no haya niños dispuestos a recibir one dollar por una foto en Lima, pero es que en Cuzquito (cada vez que escucho eso de "Cuzquito" me suda la espalda) es más cute. Ahora, sólo para que calcules la violencia de este acto, ¿te imaginas que alguien del Cuzco -Ayacucho, Huancavelica, Cajamarca o hasta de Chimbote- viniese y te pidiera tomarse una foto con tu hijita, tu sobrino, o lo que sea en Larcomar para subirlo a Instagram o al Facebook? ¿Hardcore, no?


FRED ROHNER
Historia Secreta del Perú 2

as it is when it was

sonido es sonido

sonido es sonido

)))))))))))))))))))))))))))))))

lefty

lefty
¡Feliz Año Nuevo 2022!, les desean Slavoj Zizek y el lumpemproletariado de San Marcos. 😃 ¡POR EL REGRESO DE LA FILOSOFÍA A LOS COLEGIOS!

nogzales der wil

EL LENGUAJE: UN DISCURSO SIN CANCIÓN.

No queremos sus diccionarios, o su dicción, llenos de palabras que oprimen, que humillan y controlan. Ellos usan esas palabras para proteger a los suyos, siendo su jerga un código morse secreto cuyo objetivo es conservar su privilegio y poder social. De modo que para poder comprender la sociedad, debemos comprender sus ingredientes, las habilidades y los métodos de las personas que se comunican mediante el lenguaje tan solo para controlar y confundir. Para ser incluso capaces de soñar con cambiar la sociedad y el tenaz agarre de estas personas, debemos cambiar el lenguaje, sus formas y patrones. Quiébralo, mézclalo, ve qué es lo que realmente hace, lo que realmente dice, exponlo, revela su fortaleza, su debilidad. Las personas no pueden vivir con un lenguaje de lo correcto y lo incorrecto, lo negro y lo blanco, o esto o lo otro. No refleja la realidad, o la vida,o cómo cada uno de nosotros realmente siente y piensa día a día. Hoy en día el lenguaje está diseñado para acabar en conflicto, y en este momento aquellos que controlan el lenguaje intervienen como expertos y nos controlan. El lenguaje tiene que ser común a todos y para ello este lenguaje debe ser replanteado. La cultura tiene que mostrarles técnicas a las personas para derrumbar la lógica aparente del lenguaje que sigue una línea hacia una conclusión, y desarrollar formas que reflejen las infinitas respuestas y posibilidades paralelas, un caleidoscopio sin conclusiones ni puntos fijos que, por lo tanto, describa con mucha mayor precisión cómo se siente la vida y cuán incierto puede sentirse cada momento de la vida, cuán poco realmente se puede planificar, o con cuán poco se puede contar. Luchamos unos contra otros con intensidad paranoica en lugar de estar haciéndolo contra los despreciables señores feudales que se reúnen, petulantes, en ese edificio junto al agua. No es de extrañar que piensen que somos escoria patética, peleando contra lo que es más fácil y está más cerca de nosotros, contra nosotros en lugar de contra ellos. El edificio que ocupan para simbolizar su libertad podría fácilmente convertirse en su prisión. La mejor arma, la mejor defensa es aquella que toma la propia energía de tus atacantes y la vuelve contra ellos. El lenguaje puede volver a ser ensamblado todos los días de una manera diferente para ayudar a liberarnos. Nuestras pequeñas jaulas concretas pueden ser nuestros palacios, y sus palacios pueden ser sus jaulas. KALI 5 Y GENESIS BREYER P-ORRIDGE, LONDRES, 23 DE SEPTIEMBRE, 1987