feed

SSR

lunes, 29 de noviembre de 2021

Nueve consejos para músicos según LaMonte Young




1. NUNCA TE  CONVIERTAS EN MÚSICO PORQUE QUIERAS GANAR DINERO

En los años 50, [Billy Higgins] era mi baterista. Y es el mejor baterista que he escuchado. Solíamos tocar en un lugar llamado Opus One Way en el centro. Y nos ofrecieron un dólar la noche y toda la cerveza que pudiéramos beber. Así que bebíamos cerveza constantemente y nunca obtuvimos el dólar. Esta es la vida de un músico.

Una vez fuimos a buscar a John Cotton, que era un guitarrista de blues increíble, después de tocar en un club, y él se sentó en el bar y dijo: "No me iré hasta que me des mi dinero". Y el tipo detrás de la caja registradora decía: "Oh, no puedo abrir la caja registradora cuando el jefe no está aquí". John dijo: "No voy a ir a ningún lado". Esto continuó por un tiempo, y finalmente el tipo abrió el dinero y le dio sus cincuenta dólares. Cincuenta dólares no es nada, pero los músicos tienen que tocar por nada para poder siquiera ganarse la vida. Es una vida dura, pero es una vida de belleza porque los músicos están totalmente involucrados con la música y esperan ganar un poco de dinero para comprar un sándwich.

2. RECONOCE QUE LO MÁS SIMPLE A MENUDO ES LO MEJOR

Sabes, hay una historia sobre un hombre blanco que fue a la India en los inicios, y escuchó a un tipo sentado allí y tocando una nota. Él dijo: "¿Cómo es que tocas una nota todo el tiempo?" El tipo dijo: "Saben, ustedes, los occidentales, siempre están buscando sus notas. Yo encontré las mías". Y creo que es este sentido de que no tienes que ir a ningún lado, no tienes que impresionar a nadie, pero te involucras con las frecuencias y se convierte en un vehículo para la mediación.

3. ENCUENTRA UN HORARIO QUE SE ADAPTE A TI

La mayoría de la gente está preocupada por el tiempo: tengo que llegar aquí, tengo que llegar allí, tengo que hacer una cita, tengo que estar en la escuela, tengo que salir de la escuela. Bueno, el tiempo es mi medio. Hice un trabajo de posgrado en Berkeley, gané algunas becas y dejé la escuela después de dos años en Berkeley. Llegué a Nueva York en 1960, nunca volví a la escuela y, de repente, comencé a vivir en mi propio tiempo. Y descubrí que trabajaba más y dormía más. Esto se acumuló durante mucho tiempo hasta que tal vez estuvimos despiertos durante veintiocho, veintinueve, treinta y un horas, y estuvimos durmiendo ... bueno, ahora mismo, dormimos día por medio, todo el día. Y trabajamos mucho tiempo el día que estamos despiertos.

Pero cuando conocimos a nuestro gurú, Pandit Pran Nath, en 1970, no permitió nada de eso. Teníamos que vivir según su horario. Entonces, cuando vivíamos con Pandit Pran Nath, tenía que levantarme todos los días a las 3 de la mañana, hacer té, darme una ducha, sintonizar la tambura y sentarme frente a él antes de las 7 de la mañana, o no me enseñaba, decía, ¿quién es el próximo estudiante? Era la disciplina lo que estaba tratando de enseñarme. Realmente, la primera parte de mi vida la pasé tratando de ganar tiempo. Algunas personas quieren comprar automóviles, algunas personas quieren comprar drogas, algunas personas quieren comprar equipo y algunas personas quieren ganar tiempo. Quizás soy el único que alguna vez quiso comprar tiempo, pero hay otras personas que quieren comprar tiempo: quieren tomarse unas vacaciones, ese es el momento.

4. NO TE MEZCLES EN DROGAS

Terry Jennings fue un fenómeno del jazz. Es alguien que descubrí en 1960: fue a la misma escuela secundaria que yo. En décimo grado, ya sonaba como Ornette Coleman: había estado tocando toda su vida, y cuando hablé con su madre y su padre, dijeron, ya sabes, Jerry estaba sacando sus propios discos de la colección cuando tenía dos años, estaba tocando las Cuatro Manos de Beethoven con nosotros cuando tenía cuatro años. Sacó las Sonatas e interludios para piano preparado de John Cage de la biblioteca cuando tenía doce años, y cuando tenía trece o catorce, estaba escribiendo sus propios arreglos para la orquesta de la escuela secundaria.

Fue uno de los músicos más asombrosos que jamás haya escuchado, un músico increíble. Pero, lamentablemente, su vida fue una tragedia. Se mezcló en drogas demasiado pronto y terminó boca abajo en un charco de barro en los años 80. Y fue realmente una gran pérdida. Fue una gran pérdida para mí porque fue uno de mis descubrimientos más importantes, y lo presenté en Nueva York en el loft de Yoko. ¿Cuántas personas han oído hablar de Terry Jennings? Oh, una persona levantó la mano. Increíble. Quiero decirles que es uno de los mejores músicos con los que he tocado, incluidos Billy Higgins y Don Cherry. Recomiendo no consumir drogas, sin importar las historias que haya escuchado.

5. ENCUENTRA UN LUGAR PARA PRACTICAR

Los músicos siempre buscan un lugar para practicar. The Dream House es el lugar que Billy Higgins y yo siempre estábamos buscando. Una vez que tienes un lugar que es permanente, puedes hacer un trabajo muy, muy creativo. Le dije a uno de mis estudiantes, cuando comencé el acuerdo [para Church Street Dream House], le dije, ya sabes, puedo hacer lo que quiera aquí. Puedo cambiarlo en un año si quiero. Dijo: "¿Cambiarlo? Eso es lo que hace todo el mundo". Ya sabes, la gente busca variación, variabilidad - muy pocas personas entienden que si te adentras en algo en profundidad, tienes que ceñirte a él. Para mí, eso es una función del tiempo. Si puedes ajustar los intervalos para que sean cada vez más perfectos durante años, décadas, siglos, etc., entonces comenzarás a construir un mundo diferente. Y siempre he buscado un mundo diferente.

6. NO TENGAS MIEDO DE CONFUNDIR A LA GENTE

¿Cuántas personas han visto mis composiciones de 1960? En estas composiciones, escribí narrativas muy conceptuales; por ejemplo, en una composición, encendimos una fogata frente a la audiencia y dejamos que la audiencia la mire y la escuche. Y en otra composición, soltamos un grupo de mariposas en el público. Posteriormente, un grupo de intérpretes lo grabó con micrófonos, grabó las alas de las mariposas. [...] En 1960 # 6, invité a la audiencia a subir al escenario, y dejé que los artistas entraran a la audiencia y observaran a la audiencia.

7. PRACTICA, PRACTICA, PRACTICA

¿Cuánta gente conoce la historia de la primera vez que Charlie Parker fue a una jam session? Esta es una historia muy esclarecedora. Fue a una sesión de improvisación y era solo un chico joven. Se rieron de él desde el estrado y lo golpearon con el platillo, le arrojaron el platillo. Se fue a casa y lloró. Practicó durante un año. Regresó y fue el gran Charlie Parker. Sabes, había pasado por alto algo. Y fuera lo que fuera, había que remediar algo, y tenía que cuidarlo, y tenía que hacer la práctica. La disciplina conduce a la libertad.

Charlie Parker fue tan genial que todos tocaron como él. Y finalmente llegó Lee Konitz y no tocó como él, y Charlie Parker le dio las gracias y dijo: "Gracias por no tocar como yo toco". Y Charlie Parker era tan genial que la gente pensó que tenía que tomar las drogas que él tomaba, pensaban que tenían que beber el alcohol que bebía, pensaban que necesitaban llevar el estilo de vida que él llevaba. Todo estaba mal. Lo cierto era que Charlie Parker era un genio y practicaba mucho, y eso era lo que tenían que hacer para tocar como Charlie Parker.

8. CREA TUS PROPIAS REGLAS

[John] Cage fue un gran pensador. Fue un gran escritor. Fue un gran orador. Y tenía talento musical [...] Pero, ya sabes, está bien, podrías ir por la vida diciendo: "Okay, los sonidos de la calle son la música que quiero escuchar". No hay problema. Pero estos sonidos no son la música que quiero escuchar. Quiero escuchar los sonidos que creo. [...] Tengo derecho a crear mi propio sistema, y ​​escribir y crear mi propia música.

Tienes que salir de la ortodoxia de la sociedad. Sabes, la academia te va a atar. Van a decir: "Tienes que escribir esta armonía, y este tipo de acorde, y el otro". Pero una vez que sepa lo que está haciendo, debe hacer lo que sabe. Y no intentes quedarte ahí, con lo que la sociedad te ofrece. Primero debes aprender lo que la sociedad te ofrece por dentro y por fuera. Debes convertirte en un maestro de lo que la sociedad te ofrece y luego podrás saltar.

En la música clásica india, tienen una terminología sobre cómo improvisas. Hay tres tipos de improvisación. La introducción de los tonos, uno. Dos: permutación de combinación. Tres: nadando como un pez y volando como un pájaro.

9. Y RECUERDA, NO HAY TAL COMO SER DEMASIADO MAYOR PARA SER MÚSICO

Espero morir en el escenario, en lugar de en una cama de hospital esperando a que alguien venga a visitarme que nunca viene. Creo que es la historia de mi vida simplemente estar en el escenario y morir allí, con suerte en un estado de éxtasis, en lugar de, "Oh, me hice viejo, soy demasiado viejo para subir al escenario de nuevo, tengo que estar tumbado la casa."






No hay comentarios.:

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SUPPORT PERU AVANTGARDE////APOYA LA AVANZADA PERUVIANA

barbarismos

ANTHOLOGY OF EXPERIMENTAL MUSIC FROM PERU

rojo 2

SUPERSPACE RECORDS RADIO 24/7 >>> CLICK ON THE LOGO

perú post indie

Haz el ejercicio de pasear una tarde por la plaza del Cuzco, siéntate a la vera de su fuente y distinguirás entre cuzqueños, entre las decenas de argentinos hippies (muchos realmente insoportables), unos cuantos chilenos y de esa pléyade de "gringos" -que vienen dispuestos a ser estafados, bricheados, etc-, a unos curiosos especímenes: los limeños.
Contrariamente a lo que creemos los hijos de esta tierra, lo primero que nos delatará será nuestro "acento". Sí, querido limeño, tenemos acento, un acentazo como doliente, como que rogamos por algo y las mujeres, muchas, además un extraño alargamiento de la sílaba final. Pero lo que realmente suele llamarme la atención es la manera como nos vestimos para ir al Cuzco, porque, el Cuzco es una ciudad, no el campo. Tiene universidades, empresas, negocios, etc. Siin embargo, casi como esos gringos que para venir a Sudamérica vienen disfrazados de Indiana Jones o su variante millenial, nosotros nos vestimos como si fuésemos a escalar el Himalaya. Ya, es verdad que el frío cuzqueño puede ser más intenso que el de la Costa -aunque este invierno me esté haciendo dudarlo- pero echa un vistazo a todo tu outfit: la casaca Northfake, abajo otra chaquetilla de polar o algo así de una marca similar, las botas de montañista, tus medias ochenteras cual escarpines, todo...
Y es que esa es la forma como imaginamos la Sierra: rural, el campo, las montañas, aunque en el fondo no nos movamos de un par de discotecas cusqueñas. Es decir, bien podrías haber venido vestido como en Lima con algo más de abrigo y ya; pero no, ir al Cuzco, a la sierra en general es asistir a un pedazo de nuestra imaginación geográfica que poco tiene que ver con nuestros hábitos usuales del vestido, del comportamiento, etc. Jamás vi en Lima a nadie tomarse una foto con una "niña andina" como lo vi en Cuzco y no ha sido porque no haya niños dispuestos a recibir one dollar por una foto en Lima, pero es que en Cuzquito (cada vez que escucho eso de "Cuzquito" me suda la espalda) es más cute. Ahora, sólo para que calcules la violencia de este acto, ¿te imaginas que alguien del Cuzco -Ayacucho, Huancavelica, Cajamarca o hasta de Chimbote- viniese y te pidiera tomarse una foto con tu hijita, tu sobrino, o lo que sea en Larcomar para subirlo a Instagram o al Facebook? ¿Hardcore, no?


FRED ROHNER
Historia Secreta del Perú 2

as it is when it was

sonido es sonido

sonido es sonido

)))))))))))))))))))))))))))))))

lefty

lefty
¡Feliz Año Nuevo 2022!, les desean Slavoj Zizek y el lumpemproletariado de San Marcos. 😃 ¡POR EL REGRESO DE LA FILOSOFÍA A LOS COLEGIOS!

nogzales der wil

EL LENGUAJE: UN DISCURSO SIN CANCIÓN.

No queremos sus diccionarios, o su dicción, llenos de palabras que oprimen, que humillan y controlan. Ellos usan esas palabras para proteger a los suyos, siendo su jerga un código morse secreto cuyo objetivo es conservar su privilegio y poder social. De modo que para poder comprender la sociedad, debemos comprender sus ingredientes, las habilidades y los métodos de las personas que se comunican mediante el lenguaje tan solo para controlar y confundir. Para ser incluso capaces de soñar con cambiar la sociedad y el tenaz agarre de estas personas, debemos cambiar el lenguaje, sus formas y patrones. Quiébralo, mézclalo, ve qué es lo que realmente hace, lo que realmente dice, exponlo, revela su fortaleza, su debilidad. Las personas no pueden vivir con un lenguaje de lo correcto y lo incorrecto, lo negro y lo blanco, o esto o lo otro. No refleja la realidad, o la vida,o cómo cada uno de nosotros realmente siente y piensa día a día. Hoy en día el lenguaje está diseñado para acabar en conflicto, y en este momento aquellos que controlan el lenguaje intervienen como expertos y nos controlan. El lenguaje tiene que ser común a todos y para ello este lenguaje debe ser replanteado. La cultura tiene que mostrarles técnicas a las personas para derrumbar la lógica aparente del lenguaje que sigue una línea hacia una conclusión, y desarrollar formas que reflejen las infinitas respuestas y posibilidades paralelas, un caleidoscopio sin conclusiones ni puntos fijos que, por lo tanto, describa con mucha mayor precisión cómo se siente la vida y cuán incierto puede sentirse cada momento de la vida, cuán poco realmente se puede planificar, o con cuán poco se puede contar. Luchamos unos contra otros con intensidad paranoica en lugar de estar haciéndolo contra los despreciables señores feudales que se reúnen, petulantes, en ese edificio junto al agua. No es de extrañar que piensen que somos escoria patética, peleando contra lo que es más fácil y está más cerca de nosotros, contra nosotros en lugar de contra ellos. El edificio que ocupan para simbolizar su libertad podría fácilmente convertirse en su prisión. La mejor arma, la mejor defensa es aquella que toma la propia energía de tus atacantes y la vuelve contra ellos. El lenguaje puede volver a ser ensamblado todos los días de una manera diferente para ayudar a liberarnos. Nuestras pequeñas jaulas concretas pueden ser nuestros palacios, y sus palacios pueden ser sus jaulas. KALI 5 Y GENESIS BREYER P-ORRIDGE, LONDRES, 23 DE SEPTIEMBRE, 1987