feed

SSR

lunes, 2 de mayo de 2022

UNA CONVERSACIÓN CON h a b ø :. "Las contraculturas, lo que se puede ver en las calles físicas o virtuales, son respuestas naturales a la gentrificación, es combatir la sobresaturación de información con conocimiento"



Alberto Carbajal se escuda en el alias de h a b ø para alucinar a la cofradía space-postrocker perucha con discursos donde se congregan Cluster, The Monks, Loop y Suicide, entre otros ilustres de la vanguardia planetaria. Su ruta solista ignició en Setiembre 2019 con un EP, "Habó-A", que obtuvo la atención del reducido grupo de melómanos y conoisseurs del pastel colorista. Algunos años han pasado, encierro y cuarentena incluídos, y encontramos a h a b ø estrenando "[elsilencioeselgrito] (Independiente, 2022)", un registro donde deja palpar el sonido espacial tóxico que le es conocido, sus conflictos y derivas. Con ustedes, fans de Perú Avantgarde, la conversación respectiva con uno de los neo-cadetes del cono norte milenario.


Cuéntanos tus inicios en la música alterna y experimental. ¿Qué discos o bandas te rompieron o abrieron el cerebro?

Comencé a experimentar más cuando me aburrí un poco del clásico formato de banda, ya había tenido experiencia haciendo música en grupo, experimentando en grupo, conflictuándome en grupo; de manera gradual mis ideas de sonido y música fueron cambiando y quería romper un poco con el canon “grupo”, de eso me di cuenta que lo más valioso era la idea del viaje sónico, creo que las personas que me acompañaron en éste proceso pasaron por lo mismo, hicieron sus propios proyectos y evocaron su alma sonora a su propia manera y por sus propios medios. A mediados del 2016 solía juntarme con un amigo guionista en su cuarto al cual nunca llegaba la luz natural, su única ventana estaba taponeada con cartones y maderas, nos juntábamos por horas a lanzar hierba, ver cortos y hacer algo de sonidos; en esa cueva nunca parecía que pasase el tiempo, ni un segundo.

Hicimos un proyecto que duró solo unos meses al cual llamamos Lima 3, básicamente juntamos nuestras inquietudes y compusimos propuestas audiovisuales, nuestras materias primas eran la imagen y el sonido, andábamos demasiado dopados, él portaba una handycam y yo usaba una tarka, a veces una radio y otras veces una guitarra, luego intercambiábamos instrumentos y seguíamos lanzando mientras bombardeábamos nuestro cerebro con imágenes y música, además de que él siempre estaba en la laptop y junto tenía un televisor de 21” que nunca se apagaba sin importar que canal fuese,  quedaron muchas ideas en el aire pero eso me hizo dar cuenta de las capacidades que cada persona tiene desde las ideas y de las alternativas que los diferentes medios nos dan para abrir cada vez más los ojos y la mente; luego de ello armé algunos otros proyectos  más estructurados para ir desestructurándome ya que las personas con las que compartía tenían ideas e iniciativas muy pajas con el sonido, o el video, o el espacio y la ciudad. No creo que lo alternativo o experimental sea algo nuevo, creo que es revelador para quien lo experimenta, podemos aprender del trabajo de gente que ha tomado el mismo camino hace cien años, de hecho nada de lo que hago actualmente pretende ser innovador, solo quiero que salga se arme y se exprese, de alguna forma la música y/o las propuestas sonoras terminan estando por sobre las personas ya que naturalmente son “la cosa”, todo lo demás termina siendo floro.

Podría mencionar a bandas como Les Rallizes Denudes, Suicide, Spacemen 3, jardin, o proyectos sonoros más experimentales como La Monte Young, Minoy, Xenakis entre otros, pero la verdad es que aún sigo descubriendo propuestas bacanes que logran explotar algo en mi mente. Tal vez sería más bacán recomendar algunos buenos álbumes que considero estén en esa categoría de rompementes.

chumlum – Ron Rice & Angus Maclise

journey in satchidananda – Alice Coltrane

cholo – el Polen

featuring the human host and the heavy metal kids – hapshash and the coloured cout

white light, white head – the velvet undergroud

the stooges ’69 – the stooges

playing with fire – spacemen 3

maqui de hierro – jardin

suicide – suicide

exotic – stratis

soul kiss (glide divine) // forever alien – spectrum

prince spagetthi day – Roy G Biv


¿Cuándo decidiste dar el paso de melómano a creador de tu propio universo musical?

Desde muy chico he escuchado mucha música por influencia familiar, había (y hay) lo que te llegaba desde los medios masivos de difusión y lo que te llega por recomendación, recuerdo que en mi casa había un cassette muy viejo de Del Pueblo Del Barrio que me  parecía algo tremendamente loquísimo y distinto a todo lo que se escuchaba a diario, la calidad del sonido de ese cassette era hasta la mierda pero la música era una buena mierda que valía la pena conservar, absorbí mucho esa influencia de mi entorno más cercano que en un inicio estuvo bueno pero luego había que romperse y encontrar más lo mío pero eso dependía de traer abajo barreras e ir matándome a mí mismo, aún creo que lo sigo haciendo, me sigo frustrando, me sigo cuestionando, me doy cuenta que la comodidad es muy boicoteable y condescendiente y que al final termina por perderse en el vacío; ya cuando comencé hacer música en un inicio tocaba la batería pero sin embargo solía componer temas con melodías y letras, porque en mi casa solo tenía una guitarra que es de mi viejo y era lo único que tenía para tocar, a fin de cuentas no me importaba el instrumento que yo tocase solo quería que se haga la música y que al final todos aportasen. Luego de haber pasado por proyectos sonoros en los que pasé de la batería a experimentar con varios instrumentos distintos de los cuales no sabía tocar ninguno, yo ya andaba cansado de depender de la disponibilidad y carácter de las demás personas, así a inicios del 2019 empiezo por aprender a grabar y mezclar en solitario, junté los instrumentos que tenía a la mano entre ellos un teclado casio, mi guitarra y algunas apps me puse a componer y jugar con lo que tenía en la cabeza que no solo era música que me destapaba los sesos hasta ese entonces, sino un poco de todo, algo de la influencia del cine, de la literatura y de las fatalidades de la existencia junto al caos, ese año me fue hasta la mierda, me alejé de muchas personas y me dediqué a absorber y componer, es así como surge mi primer EP con el que inicia h a b ø, un poco de soltar miedos, penas, furias y algo de ternura, cada persona es una mezcla de todo eso en algunos momentos, poco a poco he ido descubriendo que cada instrumento es un universo que de alguna forma revela algo en ti, como si tradujese parte de tu ser en el lenguaje sónico distinto al habla y que de otra manera ni sabrías que está en ti.



En la UNI, donde estudiaste, ¿existían otros melómanos con similares inquietudes?

De hecho sí. Como en muchos otros lugares, te topas con gente muy interesante que parece ni siquiera saber qué hace allí pero de alguna manera reconoces en ellos muchas cualidades muy valiosas, las cuales te influyen para hacer nuevas cosas. En la facultad de  Arquitectura he conocido gente valiosa como también gente de mierda, con algunas de estas personas que he valorado hicimos cosas muy bacanes como algunos eventos contraculturales paralelos a los eventos formales que se hacía en la universidad, con dos amigos de la facultad, hicimos un proyecto sonoro que se llamó cabrosskul, yo sentía que era un desfogue de todo el jodido estrés de ser estudiante, tomábamos espacios de la facu luego de las clases y nos poníamos a sonar con la laptop, las emisoras de radios evangélicas y los gemidos reverberados de mi locazo amigo Franco, a algunos les jodía a otros no les importaba en lo más mínimo, pero eso es irrelevante ya que aprendí mucho en ese tiempo; gracias a un buen amigo, Coco Mori, conocí la capacidad de los celulares como nuevo medio de hacer música experimental, mucho más accesible, fácil y por lo tanto con nuevas posibilidades de experimentar, con ese proyecto aún a veces nos juntamos y a veces salen algunas presentaciones, siempre le andamos cambiando el nombre y nunca sonamos igual, es una propuesta ahí muy amorfa.

¿Cuál es tu equipamiento/set up actual?

Actualmente uso un set up un tanto híbrido, tengo unos teclados electrónicos analógicos como el Casiotone Mt400v, un Yamaha ps30 (que por ahí he visto que lo ha usado Stereolab) y un reciente Casio VL-tone, una maquinita muy simpática; uso unos korg volcas (keys, bass, beat) los cuales voy rotando en cada presentación o producción, una behringer rd6, un arturia microbrute que puede dar sonidos tan suaves y mágicos como tal vez tangerine dream y a la vez sucios y distorsionados como suicide, uso algunas apps de sintes y osciladores desde mi celular, y en el tema de los sampleos lo hago a base de tape loops desde un walkman medio jodido, audios desde el cel y una grabadora digital desde la cual grabo sonidos ambientales como también le agrego sonidos modificados desde la computadora, y todo ello se mezcla en una behringer xenix, solía grabar a través de una deck Akai pero desde hace un año que estoy usando una Tascam multitrack que me parece graba mucho mejor y se puede controlar de manera más detallada lo que hace que pueda experimentar con lo que ya he grabado, de esa forma me separo de la PC o la laptop al momento de hacer música y me concentro en las máquinas como una extensión de mi cuerpo-mente. De lejos veo un algoritmo vivo que casi puede respirar y termina por verme con todas esas luces encendidas y parpadeantes.

¿Cómo procedes para componer tus tracks?¿Cuándo decides si un tema está terminado o no?

Muchos de los últimos tracks que he publicado han sido verdaderas espontaneidades del momento, se grabaron en una sola toma y así quedaron, nunca más las he vuelto a repetir, en otros casos he ido construyendo desde un sonido muy primitivo, luego al volverlo  escuchar o tocar se me ocurren ideas nuevas y van tomando forma, creo que es un proceso muy orgánico, es como esculpir con el sonido, el silencio y el tiempo, eso último depende mucho de mis estados de ánimo y del espacio donde este; también que la creación sonora representa un momento en tu vida por lo que te vas haciendo a ti mismo y de igual forma te vas dejando, como esa idea de que al ver las estrellas estás viendo el pasado.

¿Por qué h a b ø?

Resultó de no complicarme tanto con los significados y pensar un poco más en la fonética, solo pensé en como sonaba y me agradaba, era la manera de armar la máscara sónica de quien controla los medios sonoros, algunas personas me han contado sus teorías y  suposiciones de lo que pensaban, pero nada más que el forma antes que el fondo.

¿Cómo conoces a gente de la zona como Drixner o Walter de Les Replicants?

Desde adolescente he conocido gente que se ha involucrado en la música, a Walter lo conozco de esa época, tiempo después, cuando habíamos entrado cada uno a sus respectivas universidades, después de recluirnos cual ratas de biblioteca, formamos una banda de psicodelia que duró alrededor de 3 años, luego de ello cada uno siguió su camino y sus proyectos, durante ese lapso de tiempo también conocí a DRX por intermedio de otro locazo amigo músico Xavier alias Los Incaroca; maso menos todos teníamos inquietudes muy similares, hacer y deshacer con la música pero creo que la  música fue la que nos hizo y deshizo.

¿Qué opinión o reacción te merece el proceso de gentrificación de la cultura y la música que se vive desde un buen tiempo ha?

Creo que es parte de este gran apetito que tiene el sistema por mantenerse vivo dentro de nuestros modos de vida y de nuestra memoria colectiva, una forma más de maquillar un poco la miseria y dejar atrás lo que verdaderamente es urgente y necesario valorar y  recuperar de las expresiones culturales de un lugar, de una movida, de una corriente; la gentrificación es básicamente una bandera política de compra y venta de lo que puede verse “cool”, es el consumismo de la cultura desde esta perspectiva elitizada del arte, la  música o la arquitectura, lo que te vende es un posicionamiento intelectual de gustos y un confort falso a través de este turismo de “experiencia cultural”, pero no es más que un sedante, un soma extraído de algo más profundo y real que a su vez pretende ser  desplazado e invisibilizado, lo podemos ver en nuestras políticas de turismo, en algunos festivales de música o varios de estos lugares con marca Perú. Desde el campo de la arquitectura, la gentrificación es muy criticada pero casi nada contrarrestada, de hecho en la práctica es muy incentivada porque el oficio termina por limitarse a ejecutar políticas privadas de consumo y no en ser parte de la gesta cultural, o a su vez se ejecuta desde una etiqueta de profesionalismo un tanto mezquino que trata de llegar con colonialismo intelectual a diferentes espacios y comunidades para que de esa manera se imponga dentro de la cultura normalizada, pero ¿a costa de qué? Creo que las contraculturas son respuestas naturales a ésta bandera política, lo que se puede ver en las calles tanto físicas como virtuales, son estas iniciativas propias y rupturistas que de cierta manera son heredadas de corrientes pasadas, al final es un poco de combatir la sobresaturación de la información con conocimiento, la información es, en nuestros días, la principal materia prima de toda la máquina.

¿Spacemen 3 o Loop?

Las dos bandas me vacilan harto, de hecho el fade out de loop es un discazo, tremendo tripsazo psicodélico; con los discos de los spacemen he ido mutando en la escucha y es que desde el sound of confusion al dreamweapon hay todo un proceso de cambios en su  manera de hacer música y de sonar, en general me han ayudado a explotar pequeños sentidos sónicos-cósmicos en mi mente. Ambas bandas son influencia en ésta búsqueda de sonidos desde ese lado más salvaje e hipnotizante.

Además de la música, ¿qué otras actividades realizas?

Estudié Arquitectura en la universidad, me dedico al diseño y estudio de espacios arquitectónicos que son básicamente otra manera de extender nuestro cuerpo y mente, además hago algo de diseño gráfico e intentos de videoarte, quisiera tener más tiempo para explorar más esos campos de la mente y desarrollar un poco más la técnica pero la verdad es que a veces ando medio volado y distraído con nimiedades. Tmr.

Planes futuros y palabras finales.

Seguir tocando, seguir produciendo y seguir viviendo hasta donde tenga que llegar, que los proyectos sigan surgiendo y que éstos medios que registran y difunden como tu plataforma sigan apostando por andar en pie y jugársela por que se siga haciendo esto por éstos lares. Gracias Wilder.





No hay comentarios.:

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SUPPORT PERU AVANTGARDE////APOYA LA AVANZADA PERUVIANA

barbarismos

ANTHOLOGY OF EXPERIMENTAL MUSIC FROM PERU

rojo 2

SUPERSPACE RECORDS RADIO 24/7 >>> CLICK ON THE LOGO

perú post indie

Haz el ejercicio de pasear una tarde por la plaza del Cuzco, siéntate a la vera de su fuente y distinguirás entre cuzqueños, entre las decenas de argentinos hippies (muchos realmente insoportables), unos cuantos chilenos y de esa pléyade de "gringos" -que vienen dispuestos a ser estafados, bricheados, etc-, a unos curiosos especímenes: los limeños.
Contrariamente a lo que creemos los hijos de esta tierra, lo primero que nos delatará será nuestro "acento". Sí, querido limeño, tenemos acento, un acentazo como doliente, como que rogamos por algo y las mujeres, muchas, además un extraño alargamiento de la sílaba final. Pero lo que realmente suele llamarme la atención es la manera como nos vestimos para ir al Cuzco, porque, el Cuzco es una ciudad, no el campo. Tiene universidades, empresas, negocios, etc. Siin embargo, casi como esos gringos que para venir a Sudamérica vienen disfrazados de Indiana Jones o su variante millenial, nosotros nos vestimos como si fuésemos a escalar el Himalaya. Ya, es verdad que el frío cuzqueño puede ser más intenso que el de la Costa -aunque este invierno me esté haciendo dudarlo- pero echa un vistazo a todo tu outfit: la casaca Northfake, abajo otra chaquetilla de polar o algo así de una marca similar, las botas de montañista, tus medias ochenteras cual escarpines, todo...
Y es que esa es la forma como imaginamos la Sierra: rural, el campo, las montañas, aunque en el fondo no nos movamos de un par de discotecas cusqueñas. Es decir, bien podrías haber venido vestido como en Lima con algo más de abrigo y ya; pero no, ir al Cuzco, a la sierra en general es asistir a un pedazo de nuestra imaginación geográfica que poco tiene que ver con nuestros hábitos usuales del vestido, del comportamiento, etc. Jamás vi en Lima a nadie tomarse una foto con una "niña andina" como lo vi en Cuzco y no ha sido porque no haya niños dispuestos a recibir one dollar por una foto en Lima, pero es que en Cuzquito (cada vez que escucho eso de "Cuzquito" me suda la espalda) es más cute. Ahora, sólo para que calcules la violencia de este acto, ¿te imaginas que alguien del Cuzco -Ayacucho, Huancavelica, Cajamarca o hasta de Chimbote- viniese y te pidiera tomarse una foto con tu hijita, tu sobrino, o lo que sea en Larcomar para subirlo a Instagram o al Facebook? ¿Hardcore, no?


FRED ROHNER
Historia Secreta del Perú 2

as it is when it was

sonido es sonido

sonido es sonido

)))))))))))))))))))))))))))))))

lefty

lefty
¡Feliz Año Nuevo 2022!, les desean Slavoj Zizek y el lumpemproletariado de San Marcos. 😃 ¡POR EL REGRESO DE LA FILOSOFÍA A LOS COLEGIOS!

nogzales der wil

EL LENGUAJE: UN DISCURSO SIN CANCIÓN.

No queremos sus diccionarios, o su dicción, llenos de palabras que oprimen, que humillan y controlan. Ellos usan esas palabras para proteger a los suyos, siendo su jerga un código morse secreto cuyo objetivo es conservar su privilegio y poder social. De modo que para poder comprender la sociedad, debemos comprender sus ingredientes, las habilidades y los métodos de las personas que se comunican mediante el lenguaje tan solo para controlar y confundir. Para ser incluso capaces de soñar con cambiar la sociedad y el tenaz agarre de estas personas, debemos cambiar el lenguaje, sus formas y patrones. Quiébralo, mézclalo, ve qué es lo que realmente hace, lo que realmente dice, exponlo, revela su fortaleza, su debilidad. Las personas no pueden vivir con un lenguaje de lo correcto y lo incorrecto, lo negro y lo blanco, o esto o lo otro. No refleja la realidad, o la vida,o cómo cada uno de nosotros realmente siente y piensa día a día. Hoy en día el lenguaje está diseñado para acabar en conflicto, y en este momento aquellos que controlan el lenguaje intervienen como expertos y nos controlan. El lenguaje tiene que ser común a todos y para ello este lenguaje debe ser replanteado. La cultura tiene que mostrarles técnicas a las personas para derrumbar la lógica aparente del lenguaje que sigue una línea hacia una conclusión, y desarrollar formas que reflejen las infinitas respuestas y posibilidades paralelas, un caleidoscopio sin conclusiones ni puntos fijos que, por lo tanto, describa con mucha mayor precisión cómo se siente la vida y cuán incierto puede sentirse cada momento de la vida, cuán poco realmente se puede planificar, o con cuán poco se puede contar. Luchamos unos contra otros con intensidad paranoica en lugar de estar haciéndolo contra los despreciables señores feudales que se reúnen, petulantes, en ese edificio junto al agua. No es de extrañar que piensen que somos escoria patética, peleando contra lo que es más fácil y está más cerca de nosotros, contra nosotros en lugar de contra ellos. El edificio que ocupan para simbolizar su libertad podría fácilmente convertirse en su prisión. La mejor arma, la mejor defensa es aquella que toma la propia energía de tus atacantes y la vuelve contra ellos. El lenguaje puede volver a ser ensamblado todos los días de una manera diferente para ayudar a liberarnos. Nuestras pequeñas jaulas concretas pueden ser nuestros palacios, y sus palacios pueden ser sus jaulas. KALI 5 Y GENESIS BREYER P-ORRIDGE, LONDRES, 23 DE SEPTIEMBRE, 1987