:. . SUPERSPACE RECORDS - TRANSGRESIONES SÓNICAS, MINIMALISMO Y VISIONES

jueves, 2 de abril de 2015

RYOICHI KUROKAWA: Electrónica visual transmundana




(El siguiente es un texto que redacté para un medio local con ocasión del concierto que el japonés Ryoichi Kurokawa realizara en la Fundación Telefónica de Lima el pasado 2012. Con motivo del regreso del nipón en este desastroso Verano 2015 lo comparto ahora ya que aquél medio -era un blog de Perú.21- ya no está activo. Enjoy!)

De un tiempo a esta parte el arte experimental, antes reservado para los iniciados, está causando furor entre los jóvenes más inquietos de la ciudad, prueba de ello fue el concierto a sala llena del japonés Ryoichi Kurokawa la semana pasada en las instalaciones de la Fundación Telefónica. A seguir un recuento de aquella emocionante noche metamusical.

Ryoichi Kurokawa (Osaka, 1978) es un escultor audiovisual de renombre en la escena internacional, ha expuesto sus trabajos en la Tate Modern (Reino Unido), la Bienal de Venecia, el MACBA (Barcelona) o el MUTEK (Canadá) y recientemente anduvo de paso en Lima para presentar “syn_” un trabajo ideado a partir de cuatro elementos fundamentales: sincronización, síntesis, sinopsis y sinestesia, siendo este último un concepto básico en la obra de Kurokawa.

La primera vez que oí hablar de la sinestesia fue a mediados de los años 1990, cuando siendo un tímido adolescente tuve el honor de procesar por mis neuronas la música de genios de la electrónica avantgarde de esos momentos como Spacetime Continuum, Seefeel, Spectrum, Aphex Twin, etc. Recuerdo lo bello y emocionante de los trips psicotrópicos resultado de esas experiencias. Cerraba los ojos y cada sonido que escuchaba se volvía un nuevo color o una nueva forma que tomaban vida para mi extasiado corazón, algunas veces me elevaba y navegaba hipnotizado entre bosques de cielos-mares en donde estrellas y peces pasaban cerca de mí y yo las podía tocar y ser como uno de ellos: sólo energía cósmica hecha verdad o, para usar un término de moda por aquellos años, hiperrealidad.

Sirens from RYOICHI KUROKAWA on Vimeo.

Decidí entonces investigar qué era lo que estaba sintiendo. Fue así que gracias a la incipiente Internet de la época –aquel extinto  mundo en donde Altavista era lo máximo para buscar y sólo existían webs culturales mas no de mercadotecnia- llegué a los “mailing lists” de música “ambient” en donde hablar de sinestesia y experiencias de este tipo era lo más natural, inclusive la más famosa de esas listas se llamaba justamente “hyperreal”.

Quince años después no puedo ocultar el asombro y satisfacción de que un evento de música experimental, sinestesia y audiovisuales se haya producido en Lima de forma tan impecable y, para más inri, gratis: cortesía de la Fundación Telefónica.

La respuesta del público limeño fue de las mejores, casi como reclamando más eventos de este tipo. Durante los 40 minutos que duró el set de Ryoichi Kurokawa los peruanos pudimos escuchar un discurso musical que bebía mucho de una de las corrientes vanguardistas más importantes surgidas en los 90’s: hablo de la llamada IDM (intelligent dance music) cuyo primeros exponentes fueron luminarias de la talla del dúo inglés Autechre y del genial Richard D. James a.k.a. Aphex Twin. Ecos de la computer music de proyectos como Hecker, Pita o Russel Hasswell se encargaban de transmutar las sonoridades electrónicas emitidas por Kurokawa en el abarrotado auditorio de la Av. Arequipa.

El artista japonés empleó 4 macs, una mezcladora y algún otro artilugio digital no sólo para ensamblar la música que presentó aquella noche sino para crear en tiempo real las animaciones proyectadas en dos enormes pantallas desplegadas en el escenario en donde todos visualizamos con claridad la segunda parte de su propuesta, a saber, el componente visual o lo que para él era el equivalente a su sonido en imágenes abstractas, paisajes digitales y diversos matices (ojos siniestros, rostros enigmáticos, aves melancólicas) que dotaban de personalidad a su estilo casado con la fabulosa e inagotable IDM noventera.

syn_ from RYOICHI KUROKAWA on Vimeo.

Lo observado aquella noche fue realmente digno de ser visto por todo ser humano. Es el tipo de experiencias al que gracias a la tecnología podemos acceder hoy casi de forma natural sin las complicaciones, elucubraciones o métodos de los antiguos místicos, religiosos, poetas o filósofos. Así como puede hundir al hombre a situaciones indecorosas desde hace varios años la tecnología postmoderna presenta al ciudadano de a pie la posibilidad de alcanzar elevados estados de ser, de mente y espíritu que poco o nada tienen que ver con los discursos con los que los medios nos bombardean a diario.

Por lo visto aquel Viernes -en donde peruanos de diversas edades y orígenes confluyeron- la música y arte de gente como Ryoichi Kurokawa y de otros geniecillos de la vanguardia contemporánea es algo que el mundo está esperando desde siempre.

Wilder Gonzales Agreda.

No hay comentarios.:

DISQUS

WE ARE ALL ONE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...