:. . SUPERSPACE RECORDS - TRANSGRESIONES SÓNICAS, MINIMALISMO Y VISIONES

martes, 30 de junio de 2015

UNA CONVERSA CON VAGO SAGRADO : : "La psicodelia no debe ser una exclusividad de la burguesía"

Foto por Juan Andrés Luco Marín para Sonidos Ocultos 

Desde hace algunos años Chile -o más precisamente Santiago de Chile- viene dando al mundo una camada de bandas psicodélicas que por su talento e inventiva ha recibido la atención de medios y sellos de todo el planeta. Allí tenemos a los santiaguinos Föllakzoid o The Holydrug Couple fichados por el sello newyorkino Sacred Bones como botón de muestra. La última de esta encarnaciones responde al sugerente nombre de VAGO SAGRADO y acaban de publicar su debut homónimo de manera independiente. Una espirituosa rodaja sónica de 40 min. en donde confluyen lo mejor del rock más salvaje y catatónico como los clásicos psicodélicos de la vieja escuela de estirpe krautrocker: Amon Düül, Can, Ash Ra Tempel... 

Contactamos a Alberto Parra (Guitarra y Vox), miembro fundador de la banda, quien tuvo la gentileza de responder todas las preguntas que le hicimos acerca de los Vagos para los fans de Perú Avantgarde. Así que sin más intro pasen y deleitense que el despegue está asegurado.


Acaban de publicar un contundente material de rock psicodélico con hartas influencias del krautrock y del rock clásico. Una música bastante cuajada y que logra en una el cometido de enajenación y alucine propios del buen rock. ¿Cuéntanos cómo se conocieron, cómo fue la creación del grupo, cómo bautizaron con un nombre tan peculiar al mismo? Les confieso que a veces no sé qué me gusta más si vuestra música o vuestro nombre, VAGO SAGRADO.  ;)

¡Saludos Wilder! Uff! Siempre me pierdo en la cronología de nuestra banda. Recuerdo que por ese tiempo yo (Alberto Parra) militaba en el ensamble Un Festín Sagital y habíamos recién publicado un LP llamado Kosmodynamos. Para quien haya escuchado ese disco, sabrá que es un disco paciente y tempestuoso, que se enrosca como una serpiente para luego desplegar sus características. Fue un trabajo largo, y luego de ese disco la banda empezó a divergir. Y claro, me picaban las manos por seguir tocando algo que fuese más rock, que permitiese una presencia en vivo que fuera más explosiva: “tocar como si fueras un cable eléctrico cortado” era la consigna. Conocí a Carlos (nuestro bajista) cuando yo trabajaba como vendedor en la tienda de suvenires del Museo Bellas Artes. Nos presentó nuestro amigo en común Martín, quien luego sería el segundo baterista de los vagos. Con Carlos la química fue inmediata, el tráfico de mp3 y marihuana selló la amistad, y yo lo insté a comprarse un bajo con la promesa de que si lo hacía, formábamos una banda de inmediato. Dicho y hecho, y como es Carlos, movido, fichó a nuestro primer Baterista, el Cuate, un psicólogo más preocupado de su carrera que del oficio musical. El Cuate no duró mucho. Sin baterista, Martín, nuestro amigo en común, que por esos días estaba trabajando en Canadá, se motivó con la idea de formar el power trio característico de amigos de barrio inseparables. Volvió de Canadá con una caja y una guitarra Teisco bajo el brazo y se formó Vago Sagrado. Durante esa ventana antes de que llegase Martín, con Carlos compusimos de forma acústica gran parte de los temas que ahora forman nuestro homónimo. Nos siguió un año de tocatas y composición, y finalmente nos despedimos de Martín por diferencias de criterios ante el trabajo musical. Contacté a Nick (nuestro batero actual y baterista de la banda Burdo!) quien fuera compañero mío de colegio y prendió de inmediato. Creo que en ese primer ensayo con Nick nos dimos cuenta de que la alineación era perfecta y habíamos encontrado a nuestro baterista. No pasó mucho tiempo cuando ya habíamos reformulado muchos de los temas y estábamos listos para grabar nuestro disco. Nick le dio una potencia increíble a la banda, que ahora estamos viendo en nuestro regreso a los escenarios de Santiago.

Sobre el nombre de la banda, Vago Sagrado, viene de la lectura de los autores transcendentalistas norteamericanos: Thoreau y Whitman, y de los autores beat como Kerouac, Corso, Ginsberg y Ferlinghetti. El vagabundo siempre nos ha devuelto la mirada, y su actitud indiferente, arrojada, empantanando cualquier arteria de la ciudad, siempre nos ha parecido de una violencia y corajes increíbles. ¡Es el vago el que heredará el mundo!


¿Qué música escuchaban ustedes cuando adolescentes o en sus inicios? Imagino que rock alterno o comercial de su país, cuéntanos algo a ese respecto.

Claro, la clásica escuela del grunge, el thrash, el punk y el alternativo. Creo que eso resume la semilla de todos los de la banda, pero para hablar personalmente, mi escuela adolescente fue principalmente el indie de los 80’s: Sonic Youth, Hüsker Dü, Dinosaur Jr., Polvo, Unwound, etc… ¡Después con la marihuana me escuché de todo y descubrí que la música trasciende todas las categorizaciones de enciclopedia! Vago Sagrado por otro lado, en sus inicios, se fundó orbitando el Krautrock (Amon Duul II, Can, Neu!, Ash Ra Tempel, Achim Reichel, Agitation Free, etc…) y la Neo Psicodelia (Spacemen 3, Spiritualized, Dead Meadow, etc…). Eso sí, siempre hay bandas o estilos que no están relacionados directamente con nuestra forma de tocar, pero que penetran nuestras influencias en la forma de un discurso contracultural, una sonoridad especial, un relato implícito en las melodías…



Hay algunos títulos algo sugerentes como Sacred Bum –¿una alusión al sello “Sacred Bones” de sus compatriotas Föllakzoid quizás?- , “La Alfombra Debajo del Océano”, “Take back the north” (Recupera el norte), etc. ¿De qué van vuestras líricas?

"Sacred Bum" es una pobre traducción al español de Vago Sagrado. Nuestras letras redundan en el imaginario del vagabundo, y todo lo que esa figura denuncia: lo imperturbable de todo ante el desmoronamiento social. La alfombra viene de un sueño donde desperté con la frase: “debajo de todo océano hay una alfombra rectangular” y que interpreto como que si bien no hay un perro muerto debajo de todo, al menos huele a perro muerto debajo de todo. Hay que desconfiar de todo y desde ahí agarrar el coraje de decir, desde la incertidumbre del agujero negro, desde el borde y el desequilibrio. El mundo es una sospecha constante, como un paquete de regalo al borde de nuestra puerta que recibimos con emoción, pero que al llevarlo al oído para adivinar su contenido suena con el tic tac de un explosivo o un reloj.
 

Hablando de otros grupos psicodélicos en vuestro país o de Santiago, dinos ¿cómo es la escena psicodélica de Chile? ¿cuándo se inicio? Algo sabemos de bandas como The Ganjas, Acid Call o The Cindy Sisters. ¿Qué tal los conciertos? ¿Es una escena rentable o el público anda más interesado en productos como Gepe o Dënver? ¿Todo está focalizado en la capital o hay movida psicodélica en otras regiones?

Si bien existe una escena que ha acuñado el término psicodélico, de mano del sello BYM (Blow Your Mind), y si bien nosotros conocemos a algunas de las personas que militan en las bandas de ese sello, nuestra actividad está más bien enajenada de esa corriente nacional. Hay que agradecerles, sin embargo, el haber puesto en marcha nuevamente la producción musical en formato vinilo, y también por poner a Chile en un mapa internacional de música de calidad. 


Música psicodélica hay en Chile desde finales de los 60’s, pero todos saben lo que pasó con la dictadura acá, que barrió con todo, atomizando y destruyendo los corrientes incipientes. Mi encuentro con esta música en Chile fue a comienzo de los 2000, con las bandas del sello Algo Records: The Ganjas y Tsunamis principalmente, que revitalizaron el género y recibieron un poco de apoyo medial de mano del canal Via X, que los puso en vivo en horario prime. Fueron buenos años para la música chilena; había muchas tocatas y muchos bares donde escuchar, y las bandas florecían con ímpetu y con lazos de amistad unas con otras. Hoy por hoy la cosa se ha enfriado un poco. La amistad persiste pero parece que los lugares para tocar han ido desapareciendo poco a poco. Hay que ingeniárselas, producir uno mismo, inventarse el circuito. Creo que las bandas que rentan dentro del estilo son porque están fichadas por sellos extranjeros, como la Holydrug Couple y Föllakzoid, que están por Sacred Bones. No sé si los Ganjas o los Tsunamis ganarán lo suficiente en el circuito nacional como para mantener una vida que dependa exclusivamente de sus bandas. ¡Nosotros por otro lado no ganamos ni un cinco! El público siempre estará del lado de lo popular, y eso es trabajo para todos los que navegamos en este estilo, el de aterrizarlo a un gusto popular y no volverlo un manjar exclusivo de una burguesía Chilena, porque ya hemos tenido suficiente en este país de burguesía retórica y anglófila. Apunto eso porque creo que estamos al debe, sin ir más allá y sin mencionar otras bandas, creo que Vago Sagrado está al debe con lo popular, con las influencias inmediatas, con la geografía de nuestro país y nuestra ciudad. No sé si eso es una condición de la evolución intelectual de un músico, pero por mi lado siento que es una problemática que no ha sido abordada, y que ha sumergido a la “psicodelia” en la categoría de producto de exportación. 

Sobre la regionalización, nada que decir, mi ignorancia es suprema, pídeme mencionar 10 bandas actuales que sean de regiones y sólo podré nombrar 3. Eso da una radiografía de lo que sucede hoy con la centralización. Santiago todavía es Chile.

El arte de vuestro disco rememora al de los álbumes de música clásica que circulan en el mercado. Una excelente jugada sin duda. ¿Qué significa ese subtítulo: “Mel kouzla se hnevem a zoufalství posvátné pobuda”?

¡Sí! El arte buscaba emular las portadas de los discos de música clásica de la enciclopedia Salvat. ¡Gracias a Valeria Rojas por ello! El texto es una traducción polaca de una de nuestras letras: “he had the magic will, the anger and despair of a sacred bum”. “Tenía la voluntad mágica, la rabia y la desesperación de un Vago Sagrado”. Pequeños juegos y pequeños guiños para desviar el prejuicio “psicodélico” de nuestra música.
 

Menciónanos please 10 discos fundamentales o de cabecera en tu historia personal.

¡Allá van!

-    Jacques Thollot – Quand Le Son Devient Aigu, Jeter la Giraffe a la Mer (1971)
Para mí, uno de los mejores collage surrealistas, free jazz y avant garde de la historia de la música francesa y de paso mundial.

-    Sonic Youth – NYC Ghost & Flowers  (2000)
Texturas y texturas de guitarras sobre áspera poesía beat. ¡Joya!

-    Dinosaur Jr – You’re Living All Over Me (1987)
¿Heavy Metal Indie Melódico? Dinosaur Jr inaugura un género absolutamente nuevo con este disco.

-    John Tchicai & Cadentia Nova Danica – Afrodisiaca (1969)
Este disco está en el mítico artículo de Thurston Moore “Top Ten of the free jazz underground” y es para mí el mejor de la lista. ¡Free jazz selvático!

   
-    Ash Ra Tempel – Ash Ra Tempel (1971)
    Este disco sí que merece coronar la categoría del Space Rock. ¡El power trio definitivo!
   
-    Neil Young – Zuma (1975)
    Nunca se le vio tocar tan bien al bueno de Neil como en Cortez The Killer.
   
-    Sun Dial – Other Way Out (1990)
    Pura escuela. Para los amantes del delay, el wah wah y los solos a la Hendrix. ¡Un clásico de los 90’s!
   
-    Eternal Tapestry – Beyond the 4th Door (2011)
    El trabajo más pulido y menos improvisado de la mejor banda de Portland. ¡Psych Rock for the mind!
   
-    Bob Dylan - The Times They Are A-Changing (1964)
    La Balada de Hollis Brown debe ser la historia más sórdida, cruel y triste que se haya narrado en un disco de Folk. Siempre ha sido una inspiración para nuestra propia forma de abarcar las letras.
   
-    Spacemen 3 – Playing With Fire (1989)
    ¡No le tengo que decir a Wilder lo que S3 representa para todos nosotros!  

¿Qué otros grupos chilenos de hoy nos recomiendas escuchar?

A Full Cosmic Sound, que han tocado en Perú, El Purpurado de Charol, Un Festín Sagital en la veta solista de Thanatoloop (y si pueden escuchen el Kosmodynamos también), Tsunamis, Psychedelic Schafferson Jetplane, Trementina (¡que te recordará alegremente a MBV, Wilder!), Nubosidad Parcial, Holydrug Couple, Adelaida.

¿Qué planes para el futuro de VAGO SAGRADO?

 
Estamos trabajando a toda máquina en nuevos temas. Ojalá cerrar el año con un disco nuevo. Lo que queremos es tocar en vivo lo más posible, es donde lo pasamos mejor. Sobre giras, a mí en lo personal me encantaría tocar en Lima, tomarme unas cervezas y conversar con la gente de allá (a ver si conocemos a algún Serpentina Satélite o un Hipnoascensión, ¡sería bacán!). Nuestro homónimo saldrá en CS por ETCS records y en CD por Sonidos Ocultos. A ver si nos pegamos un viaje pronto, al sur de Chile o a Argentina, pero eso todavía está en veremos.

Muchas gracias por concedernos la entrevista cumpa. Si deseas agregar algo puedes hacerlo ahora. Saludos y vibras desde Lima Norte, Perú.

¡Saludos a ti Wilder, siempre apañando! y saludos a todos las panas de Perú, ¡Saben mucho!


No hay comentarios.:

DISQUS

WE ARE ALL ONE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...